El nuevo león se prepara para asaltar la categoría R2

Aunque pocos datos han sido revelados sobre las características técnicas y las novedades tecnológicas de las que dispondrá esta nueva versión del Peugeot 208 R2, salvo que esta nueva generación contará con un motor turboalimentado de 1200cc y tres cilindros, lo cierto es que la división de competición de la marca del león está poniendo mucho esmero en la creación y desarrollo de esta segunda generación de un vehículo que está llamado a pelear con el nuevo Ford Fiesta R2T y el futuro Opel Corsa R2.

Desde que Peugeot Sport volviera a la competición con el actual Peugeot 208 R2, allá por 2012, la marca del león siempre estuvo dominando la categoría R2 de los campeonatos en los que tenían cabida dichos vehículos y siempre se ha considerado un referente dentro de esta categoría. Tal es así que en muchos países se han organizado copas monomarca, con el 208 R2, como base y trampolín para las jóvenes promesas que surgieran de ellos.

En nuestro país, junto con Portugal, desde 2018 se ha creado una copa con esa misma filosofía, la cual cuenta con más de una veintena de participantes, no sólo de ambos países sino que cuentan también con presencia internacional.

Todos estos motivos han servido para que el departamento de competición, de la marca del león, se pusiera de nuevo manos a la obra para la creación de la segunda generación del Peugeot 208 R2.

Dicho vehículo ha realizado hoy (domingo 14 de abril) su primer test, sobre un asfalto, en unas condiciones húmedas y delicadas pero que, a buen seguro, servirán para mejorar las cualidades de la nueva arma del preparador francés.

A partir de hoy, Peugeot Sport seguirá con un planning de desarrollo para el nuevo 208 R2, vehículo que deberá homologarse a finales de año para llegar a los diferentes campeonatos a principios del año próximo. Tras su lanzamiento, se espera que Peugeot Sport utilice la base del nuevo 208 para construir un nuevo vehículo para la categoría R5 pero, para su llegada, aún deberemos esperar un año más.

📸: VSrallye Photographie / Peugeot Sport

El Toyota Yaris R5 a punto de comenzar su fase de desarrollo

Toyota, al igual que el resto de marcas implicadas en el mundo de la competición, es consiciente de los presupuestos que un equipo debe manejar para estar compitiendo al más alto nivel, al igual que también son conocedores del interés que levanta la categoría R5 en competiciones nacionales e internacionales.

Es por ello que, desde hace un tiempo se lleva escuchando el rumor de la creación, por parte de la marca japonesa, de un vehículo con especificaciones R5 y cuya base sería el mismo coche que compite dentro del WRC, el Toyota Yaris.

Si bien, hasta hace unos meses, este tema era un simple (aunque sonado) rumor, esta semana Tommi Makinen ha desvelado la realidad de este proyecto.

El responsable del equipo Toyota Gazoo Racing ha admitido que “los planes marchan a buen ritmo” lo que supondría que el proyecto de diseño y creación del coche ya está atravesando su fase final, puesto que se preveía comenzar con el desarrollo del nuevo Toyota Yaris R5 a finales de este mes.

En principio, la construcción del Yaris R5 estará asentada en la sede que el equipo tiene en Puuppola, mientras que el apartado motor se derivará a la sede de Toyota en Alemania, donde se fabrican los componentes para los Yaris WRC que compiten en el Mundial de Rallyes.

Todo ello deberá permitir que el nuevo Yaris R5 esté en disposición de pelear con sus adversarios (Skoda, Hyundai, Volkswagen, Citroën o Ford) por los puestos de cabeza en los certámenes en los que participe y, a su vez, será una fuente de ingresos extra para el equipo japonés.

La llegada del Toyota Yaris R5 se espera para 2020, año en el que todas las marcas implicadas en dicha categoría tendrán vehículos R5 de segunda generación, y estamos seguros de que el buen saber hacer de los chicos de Toyota Gazoo Racing llevará al nuevo Yaris a estar en la lucha por la victoria desde su debut en competición.

 

Elfyn Evans golpea primero en Córcega

El Rallye Tour de Corse es la primera prueba de asfalto, propiamente dicha, del Campeonato Mundial de Rallyes 2019.

A ella, los equipos llegaban con muchas ganas y con cierta incertidumbre por la meteorología cambiante que amenaza en los días de la disputa de la cuarta prueba del campeonato.

En la etapa de hoy, viernes, los equipos debían  enfrentarse a 6 especiales y 121,82 kilómetros cronometrados en la zona sur de la isla.
Bavella, Valinco y Alta-Rocca (todos a doble pasada) eran los tramos elegidos por la organización para abrir boca, en este primer día de competición.


La mañana comenzaba muy bien para M-Sport y Hyundai Motorsport, los cuales colocaban a cuatro de sus coches en los cinco primeros puestos.
Elfyn Evans marca el mejor registro, por delante de Neuville (+2,9), Sordo (+3,1), Tanak (+3,2) y Teemu Suninen (+4,8). 

La cara negativa la vivía Sébastien Loeb, quien tocaba con un bordillo y rompía el brazo de la suspensión trasera.

Ya en la SS2, Valinco (25,94 km), Kris Meeke y Ott Tanak (+1,4) obtenían los mejores registros, consiguiendo doblete para el equipo Toyota Gazoo Racing. Tras ellos, Se han colocado Dani Sordo y Carlos del Barrio (+2,9), mientras que Neuville y Evans cerraban el Top5 de la clasificación.

Solo quedaba un tramo, antes de realizar un parque cerrado en donde estaba permitido el cambio de ruedas para el siguiente bucle.

En él, Ott Tanak se imponía a kris Meeke (+0,5) y a Elfyn Evans (+0,7), mientras que Sordo perdía algo de fuelle y se quedaba a 6,2 segundos del piloto estonio. De esta manera, Tanak se ponía líder, estando custodiado por Elfyn Evans (+1,3) y Thierry Neuville (+3,5).
Dani Sordo era cuarto a 7,6 seg.

La tarde iba a ser igual de intensa en la lucha por el liderato. Evans sacaba la quinta esencia del Ford Fiesta WRC y se hacía con los dos scratch de las segundas pasadas por Bavella y Valinco pero en Alta-Rocca se topaba en pleno tramo con Kris Meeke, que iba con problemas en su Toyota Yaris y le hacía perder un buen puñado de segundos.

Aunque, a priori, Tanak pasaba a liderar la prueba, los comisarios decidían devolverle el tiempo perdido al piloto de M-Sport, por lo que la dupla de Ford se acostaba líder en Córcega por delante de Tanak, Neuville y Sordo, aunque el español se descolgaba un poco de la cabeza de carrera al no se capaz de imponer el ritmo matinal en los tramos vespertinos.

En cuanto al resto de categorías, en el WRC2 Pro, Kalle Rovanpera se imponía a Lukasz Pieniazek, sacándole a final de etapa más de dos minutos, mientras que en el WRC2 era Eric Camilli quien hacía lo propio con Yoann Bonato, que parecía ser el único capaz de plantarle cara al piloto de Volkswagen.

Nil Solans y Marc Martí decían adiós al rallye en la SS3, debido a una salida de pista, mientras que Jan Solans vivía luces y sombras en la primera etapa del rallye Galo. El piloto de Matadepera conseguía marcar cuatro de los seis scratch pero un pinchazo en el segundo tramo del día hacía que perdiese cerca de dos minutos, con lo que acababa el día en cuarta posición de la general.

Mañana, sábado, a los equipos les esperan 174,50 kilómetros de lucha contra el crono, en la parte norte de la isla donde, a buen seguro, volveremos a vivir una batalla sin igual entre los principales espadas de M-Sport, Toyota e Hyundai.

Nada, ni nadie, puede con Ogier en México

Antes de que  comience la tercera y última etapa del Rallye de México hacemos un resumen de lo que pasó ayer.

En los tramos de la mañana, Ogier pinchaba y, en ese mismo tramo, Lappi obligaba a sacar la bandera roja, al tener una salida de pista y quedarse en medio de una curva, motivo que llevaba a la cancelación del tramo.

Tras la primera pasada por Guanajuatito, llegaba Otates y El Brinco, donde Latvala se llevaba el mejor crono, Meeke pinchaba y se desinflaba en la clasificación y Ogier volvía a liderar la prueba.

Los equipos volvían a la asistencia que separaban los tramos matinales de las dos secciones de la tarde y, tras ella, poco iba a cambiar en la cabeza de carrera.

Ogier marcaba el scratch en Guanajuatito2, por delante de Evans (+3,7) y Tanak (+4,3), mientras que el piloto estonio se hacía con los mejores tiempos en las dos especiales siguientes, lo que lo hacía acercarse al piloto de M-Sport en la lucha por el segundo puesto.

Ya en los tramos de la última sección, la más corta del sábado, los hombres de Hyundai se repartían los scratch (Mikkelsen, Neuville y Sordo, respectivamente), mientras que las diferencias en la general apenas cambiaban, siendo la mejor noticia el ascenso de Sordo a la décima plaza de la general y la sexta plaza del WRC.

En cuanto al WRC2, Benito Guerra tuvo un buen día y se hizo con el liderato de la categoría, poniendo algo de tierra de por medio con el jovencísimo Marquito Bulacia.

Tercero, en la clasificación del WRC2, ha sido Ricardo Triviño, consiguiendo un triplete en México  para la marca checa en esta categoría.

Clasificación general del Rallye de Mex

1️⃣. Sébastien Ogier / Julien Ingrassia (Citroen C3 WRC) 2:57:21.4

2️⃣. Elfyn Evans / Scott Martin (Ford Fiesta WRC) +27.0

3️⃣. Ott Tänak / Martin Järveoja (Toyota Yaris WRC) +29.2

4️⃣. Thierry Neuville / Nicolas Gilsoul (Hyundai i20 Coupe WRC) +1:15.7

5️⃣. Kris Meeke / Sebastian Marshall (Toyota Yaris WRC) +4:37.1

 

Mikkelsen será baja en Córcega

Aunque el piloto noruego ha dejado un buen sabor de boca, tras el Rallye de Suecia, al haber estado en disposición de lograr el segundo cajón del podio, el equipo de Alzenau ha decidido inscribir a Thierry Neuville, Sébastien Loeb y Dani Sordo en el Rallye de Córcega.

El equipo ha considerado, de esta forma, que tendrán más posibilidades de lograr un mayor botín de puntos de cara al campeonato de marcas, siendo Neuville el piloto inamovible del programa y Loeb y Sordo los que tienen más experiencia y rapidez en este tipo de terreno.

«La decisión de ajustar la alineación de pilotos tiene la intención de ayudar al equipo a luchar consistentemente en cada carrera con múltiples oportunidades para obtener resultados en el podio», declaró el equipo, Hyundai Motorsport, al hacer oficial su alineación para Córcega, esta misma mañana.

Estamos convencidos que para Mikkelsen habrá sido un jarro de agua fría el saber que no participará en Córcega pero, de la misma forma, podría ser un toque de atención que le sirva para volver a ser el piloto al que nos tenía acostumbrados en su época de Volkswagen.

Por otro lado, aunque no es oficial, cabe prever  que esta situación se podría repetir en el resto de pruebas sobre asfalto (el ADAC Rallye de Alemania (22 – 24 de agosto) y el Rally RACC Catalunya (24 – 27 de octubre)), donde Loeb y Sordo son los especialistas del equipo.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies