Pepe López y Borja Rozada exprimen el DS3 R5 en Ferrol

El Rallye de Ferrol siempre suele dejar buen sabor de boca, tanto en participantes como en el público asistente.

En esta edición, el prueba de la comarca de Ferrolterra contaba con el interesante duelo a tres bandas entre Miguel Fuster, Iván Ares y José Antonio “Cohete” Suárez, que a día de hoy son los únicos que cuentan con opciones matemáticas para hacerse con el título. Pero a ellos se les iba a unir un cuarto piloto, el madrileño Pepe López, el cual se preveía que podía poner la guinda a este estupendo pastel y, a la postre, así lo certificó.

La sexta prueba, del Nacional de Rallyes de Asfalto 2018, comenzaba en la mañana del viernes con la disputa del shakedown y del Tramo de Clasificación, en el cual Pepe López y Borja Rozada ya dejaban patente que no venían de paseo y se hacían con el mejor tiempo de la prueba.

Tras la salida protocolaria desde la Avenida de Esteiro, los equipos se disponían a disputar las cuadro especiales que componían el primer día del rally.

En la primera especial (Monfero-Monfero) era la dupla formada por López-Rozada los que se ponían en cabeza, a los mandos del Citroën DS3 R5 de Sports&You. Por detrás, se situaban Miguel Fuster,  José Antonio Suárez e Iván Ares, siendo Joan Vinyes el encargado de cerrar el Top5 y poniéndose a la cabeza de los N5.

La nota negativa del rallye, llegaba con el prematuro abandono de Cima-Sanjuan por problemas en su Renault Clio N5, el cual utilizará esta temporada para afrontar la Copa N5 by RMC.

Monfero-Vilarmaior se las prometía como el tramo decisivo de la prueba y, aunque no sentenció el rallye, hizo mella en muchos de los equipos.

Miguel Fuster y Nacho Aviñó se hacían con el mejor crono, a pesar de llegar pinchados al control stop, por delante de las duplas formadas por Suárez-Carrera, Ares-Pintor y López-Rozada, estos últimos descolgados por la rotura del diferencial delantero.

En las dos siguientes especiales, los hombres de Hyundai se mostraron intratables, siendo Ivan Ares el que marcaba el mejor crono de la segunda pasada por Monfero-Monfero y Cohete Suárez el que se llevaba el scratch en el tramo de Ramón Sueiras, tramo que cerraba la primera jornada.

De este modo, Ares y Pintor se colocaban como líderes provisionales de la prueba, por delante de López-Rozada (+1,4), Suárez-Carrera (+3,1) y Fuster-Aviñó (+4,4).

Por detrás, Joan Vinyes dominaba la N5, Victor Senra y David Vázquez se colocaban líderes de la Peugeot Rally Cup Iberica, los hermanos Bouza lideraban la R3T y en la Swift Berdomás y Gabeiras se mantenían al frente de la general y de la Junior, respectivamente. No podemos olvidarnos de la Sandero Cup, donde Barredo estaba realizando un rallye excepcional.

El segundo día de rallye amanecía con la disputa del tramo de San Sadurniño-As Somozas, donde el piloto asturiano de Hyundai se llevaba el mejor tiempo, por delante de Ares y Fuster.

Aun quedaba mucho rallye, cuatro tramos para ser exactos, Iván Ares y José Pintor no querían apearse de una lucha por la victoria que se vendía cara y, en la primera pasada por Valdoviño, volvían a marcar el scratch. Tras ellos, se colocaba Pepe López y Borja Rozada, dejando algo más descolgados a Fuster y a Cohete.

Tras un parón de tiempo para realizar la asistencia de mediodía, que les permitiese cargar las pilas y afrontar el ultimo bucle, los equipos se dirigieron a realizar las segundas pasadas por San Sadurniño-As Somozas y por Valdoviño, a los cuales se les sumaría el tramo de Ferrol-Ferrol.

En la primera de ellas (San Sadurniño-As Somozas), Pepe López marcaba el ritmo, por delante de Ares y Suárez, mientras que Fuster decía adiós al rallye al tener un toque en la parte trasera derecha de su coche. 

Este mismo tramo, también fue nefasto para Alberto Sansegundo, quien tenía una salida de pista que obligaba a neutralizar la especial.

La segunda pasada por Valdoviño, también trajo cambios en la general ya que, un pinchazo de Ares y el scratch conseguido por el piloto madrileño, que pilotaba el Citroen DS3R5, catapultaron a Pepe a ocupar la primera plaza provisional.

Tras el joven piloto de Sport&You, se situaban José Antonio Suárez, Javier Pardo, Joan Vinyes y Surhayen Pernía, este último perdido durante todo el rallye en la clasificación.

A falta del último tramo, aún nos quedaba por asistir al desenlace del rallye y saber quién se llevaba los puntos extra del TC Plus.

Cohete no quería salir de Ferrol con un mal sabor de boca y, con el cero de Fuster y el pinchazo de Ares, trató de obtener el mayor botín posible al obtener el scratch en este último tramo.

De esta manera la clasificación general la encabezaba Pepe López y Borja Rozada, ganadores de la 49 edición del Rallye de Ferrol, seguidos por Cohete y Cándido (+9,1) e Iván y José Pintor (+41,0), segundos y terceros clasificados, respectivamente.

Por detrás del podio, y ya a más de tres minutos, se situaban las parejas formadas por Vinyes-Mercader, Pernia-Peñate, Pardo-Pérez,  Senra-Vázquez (ganadores en la Peugeot Rally Cup Ibérica), Gago-Ramalho, Paz-Hernández y los hermanos Bouza.

En cuanto a la Copa Swift, Berdomás y Gabeiras no dieron opción a sus rivales en esta segunda etapa y se llevaron la victoria, mientras que Barredo se hizo con la Sandero Cup y Javier Bouza se proclamó campeón de la Clío R3T.

A continuación, os dejamos las mejores imágenes captadas por las cámaras de TencieBrand TV de esta sexta prueba, y ultima del periplo gallego, del CERA.

 

Sabor agridulce en un Surco donde volvió a salir la garra del binomio formado por Meira-Murado

Aunque en una crónica nunca nos gustaría tener que dar este tipo de noticias, este fin de semana volvió a ser trágico para el automovilismo en Galicia.

El Sur do Condado vivió sus horas más oscuras, en la mañana del sábado, cuando un vecino y padre de un participante de la prueba perdía la vida, al verse envuelto en una salida de pista de uno de los equipos que participaban en dicho rally.

La Organización estuvo a punto de suspender la prueba y como muestra de apoyo a la familia y conocidos de la victima (entre los cuales se encontraban un gran número de participantes) tomaron la decisión de anular la primera pasada de la tarde.

Desde esta líneas, y antes de pasar a lo que dio de sí la quinta prueba del CGR, queremos expresar nuestra tristeza y nos unimos al dolor de familia y amigos del fallecido.

El Sur do Condado 2018 comenzaba en la jornada del viernes con las verificaciones y posterior firma de autógrafos, la cual congregaba a un número interesante de aficionados en el Parque de A Canuda (Salvatierra do Miño), donde ya se respiraba un ambiente racing y que prometía una bonita lucha entre los pilotos de arriba de la tabla.

Lamentablemente, los primeros compases de la prueba dejaban fuera de carrera a Iago Caamaño, siendo Victor Senra y David Vázquez los que tomaban las riendas de la prueba.

Emilio Vázquez sufría una leve salida de pista en el segundo tramo y se veía obligado a abandonar, mientras que Javier Pardo rodaba en tercera posición, aunque aquejado de problemas en el motor de su Suzuki Swift R+.

La mañana se torció, a nivel deportivo, para la dupla que iba en cabeza cuando, en el tramo de Arbo, sufrían un pinchazo que los retrasaba más de un minuto de la cabeza. Fue en este instante cuando Alberto Meira y José Murado se pusieron en cabeza de la prueba, posición que ya no cederían hasta el término del rallye.

Tras ellos, la lucha estuvo por la la segunda y tercera posición, que llevó a Senra y a Pardo a correr de una forma infatigable, llegando al final de la prueba con una diferencia entre ambos de 0,389 milésimas de segundo, a favor del piloto del Ford Fiesta R5.

En el resto de las categorías, Jorge Pérez se alzó con el triunfo en la Top Ten Pirelli Castrol, Martín y Alberto Bello consiguieron la victoria dentro de la categoría B de la misma copa (Top Ten) y Berdomás-Rivero se adjudicaron el Volante FGA, además de conseguir entrar en el Top Ten de la clasificación general.

Rubén López, a bordo de su Citroën C2, se hizo con el triunfo de la Pirelli AMF, mientras que Antón Pérez Fojón y Davizin “Cuni” se adjudicaron la Recalvi Iniciación.

Miguel Fuster expone sus credenciales en Ourense

Ser el ganador de seis ediciones del Rallye de Ourense te tiene que dar alguna garantía para afrontar de nuevo sus tramos pero cuando tienes, a tus espaldas, una trayectoria tan larga en el Nacional de Rallyes, esto es una garantía extra para saber como afrontar una de las ediciones más atípicas del rallye gallego.

En la mañana del viernes, tenía lugar el tramo de pruebas pero parecía que la climatología iba a privarnos de la lluvia matinal. Siendo así, y con muchos equipos a la salida del shakedown para poner a punto sus monturas, podíamos ver como José Antonio “Cohete” Suárez pasada como un misil por Castro de Beiro, mientras que Iván Ares se veía obligado a volver al parque de trabajo, al sufrir la rotura de una rótula en la dirección.

Tras un largo paréntesis en la primera jornada, los equipos se dirigían al Parque del Posio para afrontar la ceremonia de salida y, acto seguido, disputar los tramos de A Peroxa y Toen (los cuales se realizaban a doble pasada).

En los primeros compases de la prueba, por el tramo de A Peroxa, “Cohete” ponía el punto y final a su participación en la 51 edición del Rallye Ourense Termal, al sufrir aquaplanningen su Hyundai i20 R5, debido a una monta errónea en los neumáticos.

Iván Ares y José Pintor hacían gala de su buen saber hacer sobre mojado y le endosaban 9,6 segundos a Miguel Fuster y 22 segundos a Vinyes, que se colocaba como mejor el mejor clasificado en el apartado N5. Por su parte Blach y Tamés marcaban el ritmo entre los R2 y la Copa Swift, respectivamente.


Pero Miguel es “perro viejo” y era consciente de que si conseguía una buena renta en esa primera jornada, sería más fácil salir de Ourense con el liderato en solitario del Cera, y así lo hizo.

En el tramo de Toén, Fuster se hacía con el scratch y con el liderato de la prueba y en A Peroxa 2, el piloto de Ford, volvía a marcar el mejor crono. Ares y su Hyundai parecían espabilar en Toén 2 pero su scratch no evitaba que se quedasen a más de 20 segundos de Fuster, al término de la primera jornada. 

En el resto de categorías,  Jan Solans se ponía al frente de la R2 y Fredy Tamés seguía líder de la Copa Swift, con un Dani Berdomas que parecía el único capaz de plantarle cara al piloto asturiano.

La segunda jornada se presentaba intensa y los tramos de Esgos, Cañón do Sil y Melias iban a marcar el resultado final de la prueba.

En el primer tramo, escogido por la organización del Rallye de Ourense para ser el que repartiese los puntos extra (TC Plus), Iván  Ares y José Pintor salían con el cuchillo entre los dientes y le recortaban al piloto valenciano  6,4 segundos. Tras ellos Pernía y Pardo (quien había finalizado la primera etapa en tercera posición) mantenían una bonita lucha por el último cajón del podio.

Ya en el Cañón do Sil, Fuster volvía a dejar claro su dominio y le recuperaba a Ares el tiempo perdido en el primer tramo. Tras ellos, Pardo y Vinyes se colocaban justo detrás y afianzaban sus posiciones al desaparecer Surhayen de la clasificación, debido a una salida de pista que imposibilitaba su regreso al asfalto.

En este punto de la carrera, Alberto Monarri era capaz de llevar al Abarth 124 Spider hasta la quinta plaza y Fran Cima, aunque con muchos problemas en su nueva montura, era capaz de mantener el tipo y hacerse con la sexta plaza.

El tramo de Melias no nos dejaba grandes cambios pero, llegados a la segunda pasada por Esgos, el único piloto superviviente de Hyundai sufría un pinchazo perdiendo casi dos minutos con respecto a Fuster, lo que lo convertía en el matemático campeón del Rallye, a falta de dos tramos. Pero esto no era todo, ya que Pardo sufría problemas en su Swift y se veía obligado a abandonar, dejándole la tercera plaza a su compañero de equipo.

Si bien es cierto que Fuster comenzó a utilizar la calculadora, en los dos tramos que quedaban, Ares marcórn las segundas pasadas del Cañón y Melias unos cronos que, de no haber pinchado, podrían haber puesto en apuros la victoria del alicantino en Ourense. 

Finalmente, la dupla formada por Miguel Fuster y Nacho Aviñó se hicieron con la victoria (siendo la séptima para el piloto valenciano en estas tierras), por delante de Iván Ares y Joan Vinyes. La cuarta plaza fue a parar a manos de Monarri-Sanjuan, mientras que el Top5 lo cerró Cima.

Bouza fue el mejor clasificado entre los tracción delantera, ocupando la sexta plaza. Tras él, se colocó el lider de la R2 (Jan Solans),  el piloto gallego Emilio Vázquez (Citroën ZX Kit Car), Diego Feliz (que se hizo con el triunfo en Gr. N) y Fredy Tamés (que se adjudicó la victoria en la Copa Swift).

De esta manera, y a mitad de campeonato, Miguel Fuster se coloca líder (en solitario) pero con, tan sólo, 4 puntos de ventaja sobre Ares. 

El cero conseguido por “Cohete” lo sitúa en una posición difícil para aspirar al título pero el piloto asturiano tiene ritmo suficiente para poder darle la vuelta a la tortilla desde Ferrol y llegar a Madrid con opciones de hacerse con el título.

Próxima parada, Rallye de Ferrol (20-21 Julio).

Ni una climatología adversa es capaz de frenar a Ares-Pintor

En la jornada de hoy se dispustaba el grueso del rallye do Cocido, serían 151,350 los kms cronometrados a los que deberían enfrentarse los pilotos. Un segundo día de carrera marcado por las intensas lluvias caídas, que complicaban aún más si cabe los ya de por si resbaladizos tramos lalinenses. 

Iván Ares, buen conocedor del terreno tras cosechar tres victorias absolutas y varios podiums en esta prueba, sería el más rápido en la primera de las especiales, por delante de Miguel Fuster y un Iago Caamaño que se mostraba muy combativo desde primera hora de la mañana. En la segunda especial del día, O Couto, la general scratch daba un giro debido a la salida de pista y consiguiente excursión por un campo del líder de la carrera, que encajaba 18 segundos en estre tramo perdiendo el liderato a favor del pentacampeón de España, Miguel Fuster. Liderato que el de Cambre recuperaría en la quinta especial para ya no abandonarlo hasta el final del rallye, especialmente tras el tiempazo marcado por este en la primera pasada por Carballeda, endosando más de un segundo por kilómetro a sus rivales directo, Miguel Fuster y Iago Caamaño que lamentablemente diría adiós a la carrera en la segunda pasada por esta especial debido a una avería mecánica.

Con este abandono, sería Álvaro Muñiz el encargado de subir al tercer peldaño del podium, tras cuajar una gran carrera en su primera participación con un vehículo de la categoría N5, al igual que Adrián Díaz y Andrea Lamas que estrenaban su Renault Clio N5 con un magnífico cuarto puesto; cerrando el top 5 un siempre espectacular Felix Macías y su Subaru Impreza.

El top 10 lo completarían Javier Pardo en sexta posición tras un rallye de menos a más del alaricano en la era su primera toma de contacto con el Suzuki R+ N5 dentro del campeonato de España, siguiendo al piloto de Suzuki se situaba Javier Bouza con su Clio R3T siendo el mejor dos ruedas motrices de la carrera, octavo acabaría el campeón de la copa Swift en esta prueba, un Daniel Berdomás que se mostraba intratable e unos tramos muy complicados para todos los pilotos. La novena posición acabaría ocupada por una de las mayores revelaciones del rallye, la dupla formada por Gallego – Fente, que con un Swift de la pasada generación lograban situarse por delante de todos los Swift actuales de la copa, a excepción del ya mencionado Berdomás; cerrando el top diez el siempre rápido Fernando Rico.

La Swift se la llevaría Daniel Berdomás, tras un rallye impecable por el joven piloto de la escudería One Seven, liderando la carrera ya desde la primera especial. En segunda posición se situaba Fernando Rico; cerrando el podium Iago Gabeiras, que a su vez, sería el más rápido dentro de los junior. Cuarto sería Juan Carlos Castro seguido en quinta posición por el actual subcampeón de la copa, el llanisco Alfredo Tamés, que se vería lastrado durante toda la jornada debido a una salida de pista en la primera especial del día de hoy que le haría perder mucho tiempo. 

La noticia negativa de la prueba era protagonizada por los ourensanos David Cortés y Rubén Soto que, tras sufrir una fuerte salida de pista en el TC3, tenían que ser evacuados por los servicios sanitarios. Desde PowerStage les deseamos a ambos una pronta recuperación, y esperamos poder verles cuanto antes en los tramos.

La siguiente prueba del campeonato se disputará en Córdoba los días 13 y 14 de abril, con la disputa del 36 Rallye Sierra Morena.

**Álvaro Múñiz Mora-Antonio Solórazo (Ford Fiesta N5) y Adrián Díaz-Andrea Lamas han sido excluidos del Rallye do Cocido tras haber recibido el comité de comisarios deportivos los resultados de las verificaciones técnicas. Tras deliberar, han decidido que ambos equipos quedan fuera del rallye por encontrarse alteraciones en una pieza de sus vehículos (más concretamente, en la mangueta delantera izquierda). Debido a ello, Félix Macias- Mónica Álvarez y Javier Pardo-Adrián Pérez ocuparán, respectivamente, los puestos en a clasificación general de los equipos excluidos.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies