Victoria y Beca PXP20 para Diego Vila en el Rallye San Froilán

El Volante FGA encaraba esta penúltima cita del certamen con todo por decidirse. Aunque las
combinaciones eran sencillas y Diego Vila no debía arriesgar en exceso para llevarse la Beca PXP20, sí
que debía quedar por delante de su rival José Manuel Cabezas para apretar todavía más la lucha por el título del Volante FGA.

Desde los primeros compases, un guión que hemos visto varias veces a lo largo de esta
temporada, Vila se escapaba en el liderato, endosando 14 segundos a Rubén Puime y a José Manuel
Cabezas en la especial que abría el Rallye San Froilán. A partir de ahí, la distancia fue fructuando respecto a sus rivales conforme avanzaba la prueba, ya que un incisivo Cabezas trataba de acercarse para presionar al piloto del Citroën Saxo.

Por su parte, Rubén Puime debía arriesgar, pues sólo le valía el triunfo para mantener las
esperanzas de lograr la Beca PXP20, pero una pequeña excursión en la que dañaba un trapecio
hipotecaba cualquier opción, bajando a la última plaza tras ceder mucho tiempo.

La tarde discurría con Cabezas apretando las distancias con Vila conforme pasaban los kilómetros
y reducía la desventaja hasta los cinco segundos a falta de la última especial, en la que Diego Vila y Álex Alonso se defendían para lograr el triunfo y con ello la Beca PXP20, que les valdrá subirse al Renault Clio N5 para la próxima temporada.

El último escalón del podio se iba a manos de Pablo Blanco, precediendo a Diego González, unas
posiciones con las que ambos pilotos escalan peldaños en la general del Volante FGA. Rubén Puime
terminaba quinto, asegurando el tercer puesto en la general a final de temporada, mientras que Brais
García cerraba la clasificación.

La batalla final en Viveiro entre los dos candidatos por el título del Volante FGA promete ser muy
emocionante, con Vila obligado a llevarse la victoria y que Cabezas no pase del tercer puesto. Cualquier otra combinación haría al de Cerceda campeón.

Dani Álvarez gana in extremis y Tino Iglesias da un paso de gigante hacia el título

La penúltima prueba del año y última de máximo coeficiente ha sido, tal y como se preveía, clave
en el desenlace de la Copa Top Ten Pirelli Driver A, aunque no de la manera que sus principales
protagonistas esperaban.

Una pelea que se preveía antológica entre Jorge Pérez, Antonio Fernández y Celestino Iglesias iba
a quedar totalmente descafeinada con el abandono de los dos primeros nada más comenzar la prueba. El de Salceda veía como una avería en la transmisión de su Renault Clio N5 le dejaba apeado en la primera especial, mientras que el de Castroverde sufría una rotura de motor en el Peugeot 208 N5 en la segunda cronometrada, con conato de incendio incluido, que se resolvía por fortuna sin mayores consecuencias.

A partir de ahí, los hermanos Iglesias navegaron placenteramente y sin oposición, hacia un triunfo
que les deja con una cómoda ventaja ya que un séptimo puesto en la última cita del año les valdría para hacerse con el título. Flanqueando al equipo de Ribadumia en el podio terminaban Pablo Gómez a los mandos del BMW 318i E30 y José Antonio Otero con un Subaru Impreza.

En cuanto a la Copa Top Ten Pirelli Driver B, a pesar de estar el título sentenciado, se vivió un
precioso duelo por la victoria, que comenzaba con cuatro protagonistas: David Rivas, Dani Álvarez, Álvaro Pérez y Tinín Iglesias. Los cuatro se barajaron en las posiciones cabeceras pero la mecánica iba a traicionar a Pérez, que abandonaba en la cuarta especial cuando era líder. Tinín Iglesias se iba a descolgar en la tercera posición durante la tarde, dejando a Rivas y Álvarez batiéndose en duelo por la victoria.

El desenlace iba a ser espectacular, con el de Cerceda líder por poco más de una décima llegados al
último bucle. Ya adentrados en la noche, el scratch de Dani Álvarez en la segunda pasada por Meira le
dejaba con tres segundos de margen sobre Rivas, que no era capaz de devolverle la moneda en Pol,
quedándose a un segundo y medio del triunfo, que se iba a manos del piloto del 205 Rallye.

A pesar de ceder el triunfo, Rivas da un salto hasta la tercera plaza de la general, acechando a Raúl
Martínez, que en este San Froilán terminaba en el último peldaño del podio, tras aprovecharse de una ligera salida de carretera de Tinín Iglesias que le hacía abandonar.

Alberto Meira se impone en el San Froilán y zanja a su favor el subcampeonato

La cita lucense iba a resultar clave en las aspiraciones del equipo AMF Motorsport en plena lucha
por el subcampeonato gallego. Alberto Meira y José Murado encaraban el San Froilán con la necesidad de terminar por delante de su rival directo para llegar a la última prueba con la ventaja de su lado.


Tres scratchs de cuatro posibles en la matinal dejaban al piloto de Vincios al frente de la prueba,
pero con sólo cinco segundos de margen, por lo que en la sección vespertina habría que seguir atacando para llegar al bucle nocturno con las máximas posibilidades. No obstante, la segunda pasada por Pol fue clave, ya que su rival por la victoria y el subcampeonato sufría problemas mecánicos que le hacían abandonar en la siguiente asistencia.

Con minuto y medio de ventaja, el equipo se tomaba como un mero trámite la última sección del
Rallye San Froilán y sin correr riesgos innecesarios llegaban a parque cerrado como vencedores. Un
trofeo que todavía faltaba en la vitrina de Alberto Meira, siendo la primera vez que se impone en la
ciudad amurallada y con el que además le vale para sentenciar la pelea por el subcampeonato a su favor, sin necesidad de esperar a la última prueba.

“Este triunfo llega en el mejor momento para el equipo, puesto que llevábamos acechándolo durante
varias carreras y finalmente hemos podido celebrarlo. Todo ha funcionado a la perfección durante el fin de semana y gracias al buen trabajo de todo el conjunto así como el apoyo por parte de nuestros patrocinadores, podemos estar en lo más alto de este Rallye San Froilán. Sin duda es una inyección de moral muy importante para preparar la próxima temporada con ilusiones renovadas”, comentaba Alberto Meira tras finalizar la prueba.

El equipo AMF Motorsport logra así la segunda victoria del año, tras la cosechada en febrero durante el debut a los mandos del Citroën DS3 R5 en el Rallye del Bierzo.

Luis Monzón opta por vender su Fiesta R5

Si bien el piloto canario fue de los primeros en mostrar su interés en este vehículo de última generación, con la idea de realizar el Rallye Islas Canarias y, quizás, formar un programa que le resultase apetecible de cara a 2020, tal pensamiento ha quedado apartado con toda la polémica que se está generando con las medidas tomadas por la Federación Canaria de Automovilismo.

“Se está abriendo la mano demasiado y esto puede ser una verbena. Ahora quintan la válvula Pop-off, se cambia el turbo, se modifican cuatro cosas y ya tenemos un Plus aprobado por las normativas de la Federación.” De este modo, Luis Monzón a achacado la dirección que está tomando la Federación, cambios que según él se están cargando el automovilismo, la afición y las ganas de correr de muchos pilotos.

Por lo de pronto, el piloto canario ya ha puesto a la venta la unidad que hace pocos días llegaba a sus manos, optando así por competir sólo en el regional de Montaña, “hasta

Victoria clave de Rubén López en la Copa Pirelli AMF

Una vez más, se repitió el guión que ya hemos visto en otras ocasiones dentro de la Copa Pirelli AMF, en una nueva contienda entre Joaquín Pérez y Rubén López por el título y donde hubo muchas incidencias a lo largo de la jornada que pudieron decantar la balanza entre uno u otro.

Sergio Otero imponía la potencia del Peugeot 206 RC y su buen hacer para marcar el mejor crono en Castro de Beiro y hacerse con un liderato que ampliaba en las primeras cronometradas del sábado. En ese punto ya había algunos abandonos importantes, caso de José Luis Puime o de una de las grandes novedades, César Díaz.

Joaquín Pérez y Rubén López se marcaban de cerca en las posiciones de podio, con Cristian Lamas acechando desde la cuarta plaza. La tensión se palpaba y unida a la delicada condición del asfalto, propiciaba diversos errores, puesto que los tres pilotos realizaban sendos trompos que les alejaban del liderato férreo de Sergio Otero.

Todavía quedaba mucha tela que cortar y una de las claves iba a llegar en la segunda sección con el pinchazo de Joaquín Pérez, que le relegaba a cierta distancia por detrás de Rubén López. El de Sarria encaraba el último bucle con la segunda plaza en su mano, pero una vez más, la mecánica traicionaba a Sergio Otero, que veía de nuevo como se escapaba la victoria y se veía obligado al abandono. Una lista, la de abandonos a la que también se sumaba Cristian Lamas, dejándole sin un buen resultado en la cita de casa.

Jacobo Campos completaba el podio después de una sólida actuación que le otorga la tercera plaza también en el certamen. La cuarta y quinta posiciones se decidían por sólo 7 segundos, con Francisco Tubío precediendo a Álvaro Castro

Triunfo clave de Rubén López, que recorta 35 puntos a Joaquín Pérez en la general y se queda a sólo 70 del piloto de Pontevedra. Esto significa que López debe terminar los dos rallyes que restan en primera o segunda posición pero siempre por delante de su rival para llevarse el título.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies