Rallye Croacia: Resumen post-carrera

· El Rallye de Croacia nos dejó imágenes espectaculares, mostrándonos gran parte del atractivo de este país, pero también nos dejó un duelo épico a dos bandas, que tardaremos en olvidar.

El primer día Neuville mantuvo a raya a los Toyota pero el sábado, una mala elección de neumáticos, lo hizo bajar a la tercera plaza. Ahí es cuando Toyota comenzó a dar muestras de las bondades de sus Yaris (ya que las tres tripulaciones de la marca japonesa fueron capaces de marcar los mejores registros de aquí hasta el final de rallye, con permiso de algún scratch furtivo de Neuville).

El sábado, Ogier fue capaz de mantener a raya a Evans y Neuville pero el domingo, un incidente antes de comenzar la última etapa, hizo que el francés se desconcentrara y Evans pudiese marcar los scrath necesarios para hacerse con el liderato.

A falta de un tramo, Evans, Ogier y Neuville se jugaban las posiciones del podio del rallye y, obviamente, la victoria del rallye. El primero en fallar en la Power Stage fue Neuville (que se colaba en una curva de izquierdas, casi a final de tramo), después Ogier tenía un pequeño susto pero conseguía marcar un gran crono y, cuando todo estaba en manos de Evans, el piloto británico hacía una pequeña escapada (con la parte izda trasera de su Yaris) por la hierva, lo que le hacía perder 4,5 segundos en ese tramo y la victoria del Rallye de Croacia por, tan sólo, seis décimas de segundo.

Ahora os desgranamos, piloto a piloto, las sensaciones que nos han dejado cada uno de ellos.

· Sebastien Ogier es, obviamente, el piloto del rallye. Ya sea por su, tan comentado en redes, accidente del último día (antes de la SS 17) o por protagonizar la lucha más reñida de este año (primero con Neuville y luego con su compañero Evans), el francés ha demostrado ser un campeón de los pies a la cabeza, siendo el primer vencedor del Rallye de Croacia, dentro del WRC, por eso se lleva el sobresaliente de la carrera.

Elfyn Evans cada día se postula como la alternativa a Ogier, demostrando su rapidez en todos los terrenos y habiéndose acoplado a la perfección a la conducción del Toyota Yaris WRC. Aún así, al piloto británico, le falta un poco de garra y, sobre todo, de mente fría en cuando las cosas se complican tanto como en Croacia.

El año pasado demostró que podía ser campeón, ¿será este el año que consiga sobreponerse y dar un paso más, como piloto, para robarle la corona a Ogier antes de que se retire?

Thierry Neuville fue el mejor de los Hyundai y demostró que el coche coreano, aunque un pequeño paso por detrás, puede pelearle la victoria a los Toyota. La mala elección de neumáticos, en la jornada del sábado, hizo que perdiera el liderato de la prueba pero estuvo siempre cerca de los tiempos de los Toyota. Ojalá que 2021 nos depare su mejor temporada con Hyundai, dando ese pasito (como a Evans) que le falta para ser campeón del WRC.

Adrien Fourmaux fue, para nosotros, la revelación del rallye. Era la primera vez que competía con el equipo de M-Sport, en la primera división del WRC, y no sólo demostró tener ritmo de carrera sino que, además, dio un golpe encima de la mesa, con respecto a su compañero de equipo, Greensmith.

Estamos convencidos que el piloto francés de M-Sport será un piloto a tener en cuenta por Wilson en la reestructuración de su equipo en 2022 y, quien sabe, si no le dará mayores alegrías a los de Cumbria que Suninen o Greensmith, quienes no están demostrando estar a la altura de los top del WRC.

Otro de los pilotos del “rallye” fue Ostberg quién, tras perderse las dos primeras citas del WRC2, volvió por la puerta grande a dicha categoría y demostró por qué es el actual campeón de la misma.

El noruego, tomó el relevo de Mikkelsen en el WRC2 y se metió en el TOP9 de la general, endosándole casi medio minuto a Suninen y dos minutos al vencedor del WRC3 (Kajetanowicz).

A priori, todo el mundo contaba con Tanak en la lucha por la victoria pero, en todo momento, estuvo eclipsado por Neuville. El piloto estonio nunca llegó a estar el la lucha por el podio y finalizó a más de un minuto del vencedor.

Ojalá que este bajón sea efímero ya que nos gustaría volver a ver al Tanak de M-Sport y de Toyota, a ese Tanak agresivo y calculador que nos hizo soñar con un campeón que podía poner contra las cuerdas a cualquier piloto, incluso al mismísimo Ogier.

El piloto japonés, sorprendió a propios y extraños con su rendimiento sobre el asfalto de Croacia donde, en algunos momentos estuvo en tiempos de los de cabeza y donde, además , se permitió el lujo de marcar dos scratch.

Además Katsuta finalizó por delante de Greensmith y de Breen, algo a priori, difícil de prever a principios de temporada.

Para no extendernos demasiado, vamos a unificar los que, a nuestro parecer se llevan el suspenso de este rallye.

Por delante todos ellos se encuentra Rovanpera. Sí, tuvo una salida de pista y sí, perdió el liderato del campeonato pero el piloto finlandés salió a por todas desde el primer tramo y se salió justo donde Ogier también tuvo un susto, con lo que podemos decir que, si hubiese seguido en carrera hubiésemos protagonizado una carrera aún más emocionante, si cabe.

El resto, Greensmith, Breen y Suninen dejaron mucho que desear. Greensmith nunca estuvo en tiempos y fue superado por su compañero de equipo (que se estrenaba con el Fiesta WRC), Breen demostró que no fue la opción correcta de Hyundai en Croacia (quedándose a más de cuatro minutos de Ogier) y Suninen no fue capaz de batallar contra Ostberg.

Queremos hacer una mención especial a RaceSeven, que consiguieron su primera victoria como equipo del WRC3, en manos de Kajetanowicz.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This