Francisco Dorado apuesta por el VW Polo GTi R5 para asaltar el Campeonato Gallego de Ralis.

Tras una temporada 2019 donde consiguió alzarse con el título de la Copa Pirelli Top Ten B (para vehículos 2RM) y donde disputó las dos últimas carreras de la temporada a bordo de un Peugeot 208 T16 R5, ahora el piloto de lucense ha querido dar una vuelta de tuerca a su carrera deportiva y a apostado por un vehículo que, por prestaciones, debería ayudarlo a luchar por los puestos de cabeza del Campeonato Gallego de Rallyes.

Francisco Dorado, que en los últimos años ha confiado en ARVidal Racing para sus proyectos deportivos, se ha apoyado en el preparador de Vimianzo para hacer posible la compra del Volkswagen Polo GTi R5, unidad similar a la que utilizó Nil Solans en el Rallye RACC de Catalunya 2019 y en la cual, bajo la gestión del preparador gallego, demostró el gran potencial del Polo R5 realizando la mayoría de los scratch de la prueba mundialista.

FOTO: RRSS FRANCISCO DORADO

Este ha sido un factor clave para que el Dorado se decantase por esta montura ya que, el estar bajo un equipo que cuenta con dos unidades del mismo vehículo, facilita la relación con Volkswagen Motorsport y, además, sirve para poder probar diferentes reglajes y les permite disponer de recambios suficientes por si hubiese algún percance con el vehículo.

Como bien nos comentaba el piloto patrocinado por Recambios Frain “el Polo GTi R5 es un coche moderno, de última generación y con unas prestaciones que lo hacen muy competitivo ante las nuevas monturas EVO II de nuestros adversarios y, además, es un coche exclusivo y que no se ve tanto por los tramos de Galicia y de España y eso lo hace apetecible para posibles patrocinadores que quieran apostar por nuestro proyecto deportivo.”

FOTO: Alberto Vázquez (POWERSTAGEMEDIA)

El pasado miércoles, Francisco Dorado y Roi Torrente se desplazaron hasta Vimianzo para poder probar el Volkswagen Polo GTi R5, por primera vez, y tras dos horas de test, las declaraciones de sus protagonistas no podían ser más favorables. “Las sensaciones han sido increíbles. La posición de conducción es magnífica y la tecnología y las prestaciones de todo el conjunto hacen que sea un vehículo fácil de conducir y con un gran paso por curva. El motor empuja desde muy abajo y eso hace que en tramos lentos y ratoneros (como los que solemos tener en Galicia) el Polo se desenvuelva de una forma brutal. Para ser la primera toma de contacto, sólo podemos decir que estamos encantados con la elección de esta montura, aunque somos conscientes que debemos hacer más kilómetros para poder sacarle todo el partido y, así, llegar a ser lo más competitivos posibles”.

La dupla lucense tendrá su puesta de largo en competición el fin de semana del 24 y 25 de Julio, con la disputa del Rallye de Ourense. “Este rallye nos la tomamos como una prueba par seguir conociendo el coche, ya que hacer kilómetros son necesarios para saber donde está el limite de nuestra montura y el nuestro y hacia donde tenemos que tirar para que el coche este a nuestro gusto y Ourense reúne las características idóneas para conseguirlo. Nuestra meta es ir demostrando una progresión a los mandos del Polo R5 para estar en disposición de luchar por los puestos de cabeza del gallego de ralis en un futuro no muy lejano, aun que somos conscientes de que Victor Senra, Alberto Meira, Iago Caamaño o Alberto Otero son pilotos más experimentados en vehículos 4×4 y no nos lo pondrán nada fácil.”

FOTO: Alberto Vázquez (POWERSTAGEMEDIA)

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies