¿Ampliación de la temporada 2020 o reducción de las pruebas calendadas?

· La Federación Portuguesa de Automovilismo (Fpak) aboga por ampliar la temporada actual hasta febrero de 2021 mientras que la Federación Española de Automovilismo (RFEDA) parece decidida a hablar con las escuderías para disminuir las pruebas que conformen los distintos campeonatos de 2020. Asimismo, la FIA deberá juntarse con los promotores de cada prueba y las distintas marcas que compiten dentro del WRC para dictaminar si es viable cambiar las pruebas que han sido aplazadas o si, por el contrario, deciden modificar el calendario actual por uno más corto.

Mientras el Covid-19 paraliza el mundo, varias son las pruebas automovilísticas que “han penalizado” , teniendo que ser aplazadas hasta que el mundo vuelva a su rutina pero ¿qué pasará con esas pruebas una vez se reanude el campeonato? ¿serán capaces los promotores de cada evento y los equipos que participan en ellas de realizar un campeonato más compacto y al sprint?

Según el campeonato hay varios frentes abiertos para abordar esta extraña temporada. El WRC, a priori, intentará reubicar las pruebas que han sido aplazadas (como es el caso de Argentina, Cerdeña o Portugal, del cual se dice que podría realizarse en Octubre) mientras que, en nuestro país vecino, la FPAK ha puesto sobre la mesa la opción de ampliar la temporada 2020 hasta febrero de 2021, teniendo un escaso descanso entre campañas.

Caso diferente es el que compete a nuestros campeonatos nacionales. La RFEdA es consciente de que debido al número de pruebas que componen nuestros campeonatos (CERA, CERT y S-CER) es poco viable que se puedan realizar todas en el segundo semestre del año y propone una reunión con las diferentes escuderías, encargadas de realizar cada rally, para elaborar un nuevo calendario en el que se celebren las pruebas que tengan más viabilidad para seguir adelante dentro de la actual temporada.

Sería fácil pensar que ninguna escudería estará dispuesta a apearse de la competición pero, tras la paralización de la economía y la derivación de los presupuestos de cada comunidad a combatir los efectos del Covid-19, es de suponer que muchos de los promotores de cada prueba verán mermadas o anuladas las ayudas económicas que reciben por parte de las administraciones públicas.

“Las diez pruebas del CERA Terra Mundis no van a poder concentrarse en la segunda parte del año. A partir de aquí tiene que venir de la unión y del consenso de de todas las escuderías organizadoras, tendremos que valorar quien si está en disposición de poderlo hace, quien está teniendo más problemas y sobretodo cual es el número de pruebas que puede admitir en ese momento un equipo. Es impensable creer que un equipo puede abordar diez pruebas del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto en cuatro, cinco o seis meses. Esto sería demasiado para ellos y evidentemente vamos a tener que ajustar el calendario de la temporada 2020 a la situación actual”, confirmó Manuel Aviñó, presidente de la RFEdA, a la prensa especializada del motor.

Del mismo modo que el Nacional de Rallyes, muchos de los regionales verán como disminuyen las pruebas que componen sus campeonatos, lo que derivará en una campaña atípica tanto para pilotos como para los aficionados a este deporte, que verán mermadas las pruebas a las que poder asistir este año.

Tres opciones para afrontar una temporada difícil y todas ellas viables, siempre y cuando se llegue a un entendimiento entre todas las partes afectadas.

¿Convence, a todas las partes, el nuevo reglamento del WRC 2022?

· El Campeonato del Mundo de Rallyes debe cambiar y dirigirse hacia la hibridación, o eso es lo que plantea la FIA en el que será el nuevo reglamento del WRC 2022.

·Además de la tecnología híbrida, la FIA pretende buscar la forma de contener los costes de los nuevos WRC para, de esta forma, intentar atraer a nuevas marcas.

A principios de este mes, se reunieron los representantes de las diferentes marcas que participan en el actual Mundial de Rallyes con los encargados del departamento técnico de la FIA. En dicho Consejo Mundial del Deporte del Motor, ambas partes expusieron sus argumentos en busca de medidas que sean del agrado de todas las partes (equipos, marcas, pilotos, promotores y aficionados).

En esta ocasión, la FIA y las marcas trataron de poner las bases de los futuros Rally1 (denominación que pasarán a recibir desde dicha temporada) y, sobre todo, aunaron posturas de cara a la reducción de costes, que tanto pedían las marcas implicadas en el campeonato.

De esta forma, y a pesar de que la premisa es la busqueda de soluciones para tratar de proteger el medio ambiente (de ahí la creación de vehículos híbridos, con un motor eléctrico de 100 kw, que sería utilizado en los tramos de enlace y en los centros urbanos por donde discurran dichas pruebas), la FIA quiere mantener las prestaciones y aspecto de los actuales WRC´s, los cuales han devuelto la espectacularidad que se había perdido desde hacia varias décadas.

Los cambios más significativos que están, en este momento, sobre la mesa y que servirán como base de los futuros WRC, son los siguientes:

  • Introducción de la tecnología híbrida (la unidad híbrida será la misma para todos los Rally1)
  • Transmisión de 5 velocidades.
  • Diferencial simple (prohibición del uso del diferencial central).
  • Simplificación del conjunto de suspensiones.
  • Simplificación de los depósitos de combustible.
  • Prohibición de la refrigeración líquida del sistema de frenos.
  • Simplificación en la aerodinámica trasera de los vehículos (alerones).
  • Utilización de vehículos del segmento B o C (como base para los próximos Rally1).

De esta manera, dos de las tres marcas involucradas en el WRC (Hyundai Motorsport y M-Sport) estarían interesadas en seguir e, incluso, ampliar su presencia en el Mundial de Rallyes, con la creación de equipos “B” (también denominados equipos satélite). De esta forma, no sólo se aumentaría el número de vehículos sino que las marcas podrían apostar por tener un equipo titular (que estuviera luchando por las victorias) y otro equipo en el que se dieran cabida jóvenes promesas (provenientes de las categorías inferiores (Rally2 o ERC).

Mientras que Malcom Wilson (director general de M-Sport) y Andrea Adamo (director general de Hyundai Motorsport) quieren remar en la misma dirección que la FIA, Tommi Makinen parece algo reticente a los cambios que dicha institución quiere llevar a cabo en un Mundial que parece funcionar mejor que nunca.

Del mismo modo, Thierry Neuville (piloto de Hyundai Motorsport) parece no tener claro que dicha reglamentación vaya en favor del espectáculo y la esencia de los rallyes y pone en duda su continuidad en el WRC, si los nuevos WRC´s no fuesen igual de competitivos que los actuales.

“No sé si me interesará pilotar esos coches”. Hace tres años decidimos hacer crecer los coches WRC y darles una nueva vida, y funcionó muy bien. Y hablo tanto del lado de la promoción como del entretenimiento. Ahora vamos a volver hacia atrás y será como tener un R5 Plus”, reconoció el piloto belga.

Habrá que esperar a la siguiente reunión de la FIA y las marcas, inicialmente puesta para el mes de Junio, para ver de que forma se desarrolla este nuevo reglamento y si, finalmente, será bien acogido por todas las partes o si veremos una estampida de aquellos pilotos o marcas que no estén de acuerdo con dichos cambios, aunque la FIA espera que estas medidas animen a más marcas y/o constructores se animen a entrar en el Campeonato Mundial de Rallyes.

Solo el tiempo dirá quien lleva razón, de momento es pronto para mojarse, esperamos más información acerca del futuro, eso si, si sirve para atraer nuevas marcas y más pilotos luchando por las primeras posiciones, bienvenido sea.

La FIA castigará las “trampas” del Power Stage

Si en España el tema de las manguetas ha dado y dará mucho que hablar, en el WRC el tema de los pilotos que penalizaban para salir con ventaja en el Power Stage estaba empezando a ser como el pan nuestro de cada día.

Por ello, la FIA se ha reunido y ha acordado que todo piloto que penalice, para lograr beneficiarse del cambio de orden de salida en el Power Stage, será privado de los puntos obtenidos en dicho tramo.

Como bien sabéis, esta práctica fue introducida por M-Sport y Sébastien Ogier en el Rallye de Suecia, siendo imitados por Toyota y Hyundai (con Tänak y Neuville) en el pasado Rallye de México. Tras observar que esta práctica iba en aumento, han decidido cortar de raíz este problema y que mejor que con un artículo que prohíba hacer esta “piyeria” y que además evite que saque beneficio alguno al realizarla.

Dicha decisión se contempla en el articulo 13.3.4, del reglamento FIA del WRC, en el que se argumenta que la decisión está basada en la seguridad de los espectadores y que entrará en vigor desde la próxima prueba del Campeonato de Rallyes, el Rallye de Córcega.

Os dejamos el fragmento del comunicado de la FIA, donde se recoge esta resolución.

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies