Toyota domina ambos shakedown del Rally de Suecia

En la jornada de hoy, jueves, se disputaron los dos shakedown del Rallye de Suecia, en donde los Toyota Yaris del equipo Gazoo Racing coparon los tres primeros puestos, ambas veces.

Por la mañana, los equipos se dirigieron desde Torsby hasta la especial de Skalla (7.21kms) para disputar el primer shakedown de esta dispar jornada. En dicho tramo, Rovanperä consiguió encabezar la la lista de los hombres de cabeza del WRC, seguido de sus compañeros de equipo, Sebastien Ogier y Elfyn Evans.


Ya por la noche, y tras hacerse oficial ayer que se suspendía la SS Karlstad (debido a la falta de nieve) que daba el banderazo de salida a la prueba nórdica, el hipódromo de Karlstad se convertía en una especie de shakedown 2, sirviendo para animar la noche a los aficionados desplazados hasta la segund prueba del Mundial de Rallyes 2020.
En dicha especial, Jari-Matti Latvala (que volvía, de nuevo, a ponerse al mando de un Toyota Yaris WRC) marcó un nuevo scratch para la marca japonesa, que se adjudicaba de esta manera otro triplete en esta jornada, ya que tras el piloto finlandés se situaban Sébastien Ogier (quien llevaba para la ocasión un copiloto de lujo, el Príncipe Carlos Felipe de Suecia) y Kalle Rovanperä.

Latvala ha dejado claro que no viene a pasearse por Suecia.

Mañana, viernes, tendrá lugar la primera jornada del Rally de Suecia, la cual constará de cuatro tramos (Hof-Finnskog, Finnskogen, Nyckelvattnet y Torsby Sprint). A priori, el equipo Toyota se presenta como el más fuerte y, seguramente, todos sus pilotos estén en la pelea por los primeros puestos aunque no debemos de olvidarnos de Lappi y Suninen (Ford M-Sport), ni de Neuville.

Craig Breen y Ott Tanak deberán coger rápido el ritmo de Suecia. El piloto estonio deberá dejar atrás sus demonios de Monte Carlo, mientras que Breen podría echar en falta algo más de rodaje con el Hyundai i20 Coupé WRC.

Mikkelsen será baja en Córcega

Aunque el piloto noruego ha dejado un buen sabor de boca, tras el Rallye de Suecia, al haber estado en disposición de lograr el segundo cajón del podio, el equipo de Alzenau ha decidido inscribir a Thierry Neuville, Sébastien Loeb y Dani Sordo en el Rallye de Córcega.

El equipo ha considerado, de esta forma, que tendrán más posibilidades de lograr un mayor botín de puntos de cara al campeonato de marcas, siendo Neuville el piloto inamovible del programa y Loeb y Sordo los que tienen más experiencia y rapidez en este tipo de terreno.

“La decisión de ajustar la alineación de pilotos tiene la intención de ayudar al equipo a luchar consistentemente en cada carrera con múltiples oportunidades para obtener resultados en el podio”, declaró el equipo, Hyundai Motorsport, al hacer oficial su alineación para Córcega, esta misma mañana.

Estamos convencidos que para Mikkelsen habrá sido un jarro de agua fría el saber que no participará en Córcega pero, de la misma forma, podría ser un toque de atención que le sirva para volver a ser el piloto al que nos tenía acostumbrados en su época de Volkswagen.

Por otro lado, aunque no es oficial, cabe prever  que esta situación se podría repetir en el resto de pruebas sobre asfalto (el ADAC Rallye de Alemania (22 – 24 de agosto) y el Rally RACC Catalunya (24 – 27 de octubre)), donde Loeb y Sordo son los especialistas del equipo.

WRC 2019: Un duelo Ogier vs Loeb, con Neuville y Tanak también en el saco de la victoria.

La temporada 2019 ya ha comenzado y ha sido un clon del final de la campaña pasada.
Tres son los mosqueteros aferrados a la lucha por la victoria (Ogier, Tanak y Neuville) pero este año se incrementa el atractivo de las pruebas con la presencia de Loeb quien, a priori, debería de estar arriba (dados su historial y el ritmo que esgrimió el año pasado en las pruebas que disputó con el Citroën C3 WRC).
Pero, vayamos por partes. Si bien el Rally de Monte Carlo no suele ser una prueba al uso, donde se puedan sacar grandes conclusiones de donde se encuentra cada equipo, bien es cierto que si que podemos hacer una quiniela de lo que a nosotros creemos que nos va a deparar, este año, la temporada que se prevee más intensa de los últimos tiempos.
 
 
Comencemos por Citroën Racing. El equipo, liderado por Pierre Budar ha realizado la remodelación más drástica en cuanto a pilotos se refiere.
Ogier y Lappi han sido los elegidos para recobrar la tan anisada senda de la victoria, a la cual estaban acostumbrados con el otro “Seb”, Loeb.
De Ogier se espera que lidere el equipo y que acabe con la racha negra del equipo en estos últimos años, mientras que Lappi es la apuesta de futuro (el piloto que debe aprender del maestro Ogier para, en un futuro, seguir su camino) y el fiel escudero para que su “hijo pródigo” logre hacer historia al ganar el WRC con tres marcas distintas (como ya hizo Kankkunen en su día).
 
 
Por su parte, Toyota Gazoo Racing parte como el favorito en cuanto a las prestaciones de su auto. El año pasado demostró ser el vehículo con mayor potencial y el que mejor se adaptaba a todo tipo de terrenos y eso se ha visto palpable en el shakedown de ayer y en los dos primeros tramos de la primera jornada del Rallye de Monte Carlo.
En cuanto al plantel de pilotos, Ott Tanak y Jari-Matti Latvala siguen en el equipo que dirige el cuatro veces campeón de rallyes, Tommi Makinen. A ellos se ha unido Kris Meeke quien, aunque en 2018 tuvo sus más y sus menos dentro del equipo de los dos chevrones, parece que estos aires renovados le han otorgado la confianza suficiente como para afrontar una temporada en la que demuestre, por fin, todo su potencial.
 
En nuestra opinión, Ott Tanak será el encargado de luchar por el campeonato de pilotos mientras que, si Latvala y Meeke logran cuajar una buena temporada, estos resultados podrían ayudar a reeditar el campeonato de constructores conseguido el año pasado.
 
 
M-Sport, tras quedarse sin su estrella principal, ha decidido apostar por la continuidad de Elfyn Evans y Teemu Suninen. Ambos pilotos deberán demostrar que han llegado a un grado de madurez al volante tal, como para plantarles cara a “los gallos” del corral.
A ellos se unirán diversos pilotos, que se pondrán a los mandos de la tercera unidad del Ford Fiesta WRC, siendo Pontus Tidemand (Monte Carlo y Suecia) y Gus Greensmith (Portugal) los primeros nombres que a dado a conocer la marca del óvalo, para ocupar dicho asiento.
 
De este equipo, el único privado del Campeonato, y de sus pilotos se espera que sean capaces de dar continuidad a los grandes resultados cosechados en estas dos temporadas, siendo Suninen el que invita más a soñar con podios o, incluso, alguna victoria.
 
 
Por último, toca hablar de Hyundai. En 2017 se mostró como uno de los coches a tener en cuenta y Thierry Neuville parecía dispuesto a acabar con al supremacia del piloto francés, que en aquel momento se vestía con los colores de M-Sport, pero las prestaciones del coche no acabaron de despuntar en todos los rallyes y un problema de subviraje hizo que sus pilotos no estuviesen totalmente cómodos con sus monturas.
Aun así, en 2018, Neuville volvió a estar en la lucha por el título, corona que perdió en los últimos compases de la temporada y que, quizás, nos dejo un poco decepcionados a todos con lo que podía llegar a lograr el piloto belga.
Este año, Hyundai Motorsport vuelve a confiar en Neuville y en Mikkelsen (a tiempo completo) mientras que Sordo deberá compartir la tercera unidad del i20 Coupé WRC con al nueva incorporación del equipo, Sébastien Loeb.
Con la llegada del nueve veces campeón del mundo, Hyundai espera conseguir el título de constructores y también anhelan conseguir el de pilotos, en un año que podría ser el perfecto para ellos.
Desde nuestra opinión, Neuville puede volver a estar en la pelea por el campeonato pero o cambia el chip o la presión le pasará factura como lo hizo en momentos clave de las dos pasadas temporadas.
De Mikkelsen no esperamos grandes resultados, máxime tras la pésima campaña realizada en 2018 y que creemos que está lejos de tener el feeling que tenía con el Polo, con la montura coreana.
De Sordo tenemos las espectativas de que consiga hacer unos buenos resultados en las pruebas en las que participe pero Loeb podría ensombrecer su programa si el piloto francés se mete en la lucha por los puestos de cabeza del campeonato, algo que no sería disparatado dado su palmarés y la buena forma física en la que se encuentra.
Nos quedan tres días para ver quien se hace con la victoria del Monte Carlo y algo más de trescientos para descubrir quién será el nuevo campeón mundial pero, lo que sí esperamos, es que este año el WRC nos deje grandes momentos para seguir escribiendo su historia.

Semana de rallye, ¿semana de anuncios?

Pues si, ya estamos en semana de WRC, toca el Rallye de Wales y, aunque se presenta emocionante la prueba inglesa, el interés más grande lo despiertan los cambios de asiento que, en estos días, deberían hacer oficiales algunas marcas.

Si bien Neuville y Ogier han sido los primeros en mover ficha (el piloto belga ha renovado con Hyundai Motoraport por tres temporadas, mientras que el francés ha decidido regresar a Citroen Racing con un contrato de dos temporadas, el cual podría ser ampliado según los resultados obtenidos), todo parece indicar que en estos días se harán oficiales los anuncios de los fichajes de Lappi por parte de Citroën Racing (contrato por tres temporadas) y el regreso de Kris Meeke al WRC, de la mano de Toyota (con un contrato de dos años).

Este último, hará equipo con Tanak (con contrato en vigor) y con Jari-Matti Latvala, que también anunciará su continuidad en el equipo de Tommi Mäkinen por un total de dos temporadas.

Por su parte, Teemu Suninen ha reconocido que se quedará en M-Sport pero aún no se han conocido las condiciones del contrato ni el status que tendrá el piloto finlandés dentro de la escuadra de Malcom Wilson.

En cuanto al resto de pilotos, Dani Sordo parece que volverá a firmar con Hyundai, mientras que algunos rumores sitúan a Paddon en el seno de M-Sport, aunque para estos últimos habrá que esperar una confirmación por alguna de las partes implicadas. 

Eso si, todo parece indicar que el WRC 2019 se presentará más entretenido que nunca, con tanto cambio de asiento en todas las formaciones.

Formaciones WRC 2019:

Hyundai Motorsport-  Thierry Neuville

                                          Andreas Mikkelsen

                                          Dani Sordo

Citroën Racing-             Sébastien Ogier   

                                         Esapekka Lappi 

                                         Craig Breen

Toyota Gazoo Racing- Ott Tänak      

                                         Jati-Matti Latvala 

                                         Kris Meeke 

M-Sport-                        Teemu Suninen 

                                          Hayden Paddon

                                          Elfyn Evans

Como ya hemos dicho en lineas anteriores de este artículo, de muchos de ellos, aún no hay oficialización de sus contratos por lo que, de momento, esta es una  lista hipotética de cómo quedarían los equipos presentes en el Wrc de cara a la próxima campaña.

Neuville-Gilsoul vencen en Portugal y se ponen al frente del Mundial

La última etapa del Rally de Portugal estuvo un poco descafeinada.

Las tres primeras posiciones parecían bien asentadas y se preveía un ataque de Sordo por lograr un doblete para Hyundai pero, una sanción impuesta al español por haberse llevado puesta una bala de paja en la especial de Porto Street, rebajó las aspiraciones del cántabro, al pasar a ocupar la cuarta plaza de la general antes de comenzar la competición.

Lappi veía que tenía a tiro de piedra al piloto español de Hyundai y se lanzaba en el tramo de Montim, consiguiendo su objetivo. Acompañando al finés, Suninen y Latvala, mientras que Ogier perdía 12,4 segundos.

La segunda especial iba a mantener los puestos de cabeza en el mismo orden, mientras que Sébastien Ogier intentaba buscarle el ritmo al tramo de Fafe, de cara a hacerse con los puntos extra de la segunda pasada, y marcaba el mejor crono por delante de Sordo (+2,2), de Lappi (+3,3) y de Suninen (+3,6).
El piloto cántabro volvía a recuperar la cuarta plaza pero Lappi no iba a cesar en su empeño de ganarle la posición.

De Fafe, los pilotos saltaban al tramo de Luilhas (único tramo de la jornada a una sóla pasada) y, en él, Latvala se imponía a Lappi por  1,5 seg. Suninen y Neuville se colocaban en tercera y cuarta posición en dicho tramo, mientras que Sordo cedía cuatro segundos con Lappi y se caía de nuevo a la quinta plaza.

Sin apenas un suspiro, los participantes volvían a realizar la segunda pasada por Montim y, en esta ocasión, era Suninen el que se hacía con el mejor registro, superando a Lappi (+1,7) y Sordo (+2,5).

De esta manera, Neuville comandaba la general por delante de Evans y Suninen, mientras que Lappi y Sordo cerraban el Top5 a falta de disputar el Power Stage (segunda pasada por Fafe y último tramo del rally).

Los cronos iban bajando, a medida que los pilotos iban llegando a meta pero Lappi, no dio opción al marcar un tiempo de 6:33:26 (casi siete segundos más rápidos que el crono marcado por Ogier en la primera pasada), y se hizo con los puntos del Power Stage por delante de los dos hombres de Hyundai Motorsport (Neuville y Sordo).

Mads Ostberg fue el mejor de los pilotos de Citroën Racing, ocupando la sexta plaza pero a más de tres minutos de cabeza, mientras que Pontus Tidemand alcanzó la victoria en la categoría WRC2 y fue octavo de la general.

Todo parecía que iba a quedar así pero, una vez más, los despachos volvieron a funcionar una vez terminado el rallye y los comisarios decidieron sancionar a Lappi con 10 segundos por el mismo motivo que a Sordo (golpear una bala en el tramo urbano de Porto). De esta manera, la clasificación sufría un ligero vuelvo y dejaba, finalmente, al español en cuarta posición y al finés cayendo a la quinta.

Ahora toca esperar a Cerdeña, del 8 al 10 de junio, para ver qué nos depara la séptima prueba de este Mundial 2018.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies