Xevi Pons y Rodrigo Sanjuan logran una merecida victoria en Lorca

Este fin de semana daba comienzo el Campeonato de España de Rallyes de Tierra 2019, cuya prueba inicial también era puntuable para el nuevo Súper Campeonato de España de Rallyes (S-CER).

Como lleva sucediendo desde ya hace algunos años, Lorca ha sido la localidad encargada de abrir dichos campeonatos y ha contado con un gran plantel de los equipos que lucharán por las diferentes categorías y copas que conforman ambos certámenes.

El Automóvil Club de Lorca lograba poner en marcha esta octava edición y, para ello, decidía darle un soplo de aire fresco a su prueba.

En la jornada del viernes y tras realizarse el shakedown, en el mismo tramo, tenía lugar el Tramo de Clasificación, el cual decidía el orden de salida de los pilotos prioritarios en la jornada del sábado.

Pepe López y Borja Rozada lograban el mejor crono, en su debut con el equipo oficial Citroën Rally Team, por delante de Javier Pardo y Yeray Lemes.

 

Xevi Pons y Rodrigo Sanjuan lograban el quinto mejor tiempo pero ello no sería relevante para el devenir de la prueba ya que, el piloto catalán, sería el único capaz de plantarle cara al piloto madrileño de Citroën, desde el primer tramo.

Y así lo hizo. El piloto del ACSM Rallye Team se quedaba a tan sólo un décima de Segundo de López en el tramo espectáculo que abría, el viernes, la prueba lorquina. Tras ellos, Lemes, Dedo y Eizmendi copaban las plazas del Top5, mientras que Fran Cima y Efrén Llarena marcaban la pauta en la Copa N5 y la categoría R2/2RM, respectivamente.

En la jornada del sábado, Daniel Alonso, Eduard Forés y Alexander Villanueva eran los designados para abrir pista, algo que al piloto asturiano le hacía un flaco favor y en los primeros comparar de la prueba decía adiós al rallye, tras una pequeña salida de carretera que dejaba dañado el eje delantero izquierdo de su Ford Fiesta WRC.

Volviendo a la carrera, Xevi Pons y Rodri Sanjuan se levantaban guerreros y le endosaban 8 segundos a López-Rozada, casi once segundos a Javier Pardo y algo más de veinte segundos a Yeray Lemes, que parecía no cogerle el ritmo a la prueba inaugural del S-CER.

El segundo tramo no se dejaba esperar y, en esta ocasión, la dupla de Citroën se hacía con el scratch, rebajando su diferencia con el piloto de Skoda a menos de dos segundos.

Tercero en el tramo y en el rallye era Javier Pardo. El piloto gallego y su copiloto, Adrián  Pérez, estaban realizando un rallye muy correcto, corriendo lo justo (para no tener un percance como en el Serras de Fafe) pero sin tener un percance como en el Rallye Serras de Fafe.

Las segundas pasadas, por los tramos A y B, serian dominio del piloto catalán de Skoda, quien bajaba considerablemente los registros obtenidos en los primeros compases de la prueba y ello lo llevaba a comandar la general, antes de la asistencia de mediodía, superando en más de diez segundos a Pepe López y en casi veinticinco al piloto gallego.

Cabe destacar el abandono de Yeray Lemes y Ariday Bonilla en este tramo, al romperse el brazo trasero de la suspensión de su Hyundai i20 R5, cuando rodaban en cuarta posición de la general.

En lo referente a las copas, Juan Carlos Quintana se hacía con el liderato de la Copa N5, mientras que nuestra  dupla más internacional, Efrén y Sara, seguían mandando a placer dentro de la R2 y las 2RM.

Tras los tramos matinales y la pertinente asistencia, la lucha se reanudaba con la disputa del primer bucle de la tarde y Pepe López, con el cuchillo entre los dientes, marcaba en mejor crono del TC+, lo que también le otorgaba los puntos extra de este tramo. Por detrás de él, se situaban Xevi Pons, Javier Pardo y Gorka Eizmendi, el cual seguía ascendiendo en la clasificación, tras los buenos cronos obtenidos en los últimos tramos matinales.

Poco duraría la lucha por la victoria entre Xevi y Pepe ya que, este último, perdía más de tres minutos en la primera pasada por el tramo C al pinchar un neumático de su Citroën C3 R5. De esta manera, la dupla formada por Pons-Sanjuan se quedaban como líderes en solitario y  Javier Pardo y Adrián Pérez subían hasta la. segunda plaza de la general.

Hasta la tercera plaza escalaba Gorka Eizmendi y Diego Sanjuan, quienes se situaban por delante de la dupla de Citroën, que tras marcar el resto de los scratch del día subían una plaza y se situaban por delante de Álex Villanueva y Óscar Sánchez.

En 2RM y en el apartado R2, la dupla del Rallye Team Spain, se llevaban la primera victoria de la temporada, antes de embarcarse de nuevo en su periplo por el ERC.

La Copa N5 by RMC Motorsport iba a parar a manos de Juan Carlos Quintana y Rogelio Peñate. Daniel Marbán y  Dedo se hacían con la segunda y tercera plaza, respectivamente.

Carlos Fernández se hacía con el triunfo en Grupo N, Eddy Herrero vencía en la categoría de Históricos y Propulsión Trasera y Agustín Álvaro se llevaba la N3 Rally Cup.

Ahora tocará esperar hasta el Rallye Tierra de Pozoblanco, que se disputará los días 6 y 7 de abril, para asistir a la segunda prueba del CERT pero para la segunda prueba del S-CER deberemos esperar al Rallye Islas Canarias, que será la primera prueba sobre asfalto de este nuevo certamen.

Kopecky VIII de Zlin

El pasado jueves 23 de Agosto desembarcaba el ERC en Zlín, una bonita ciudad la República Checa, para disputarse una nueva prueba del certamen.

Esta cita constaba con una lista de inscritos excepcional puesto que, a los habituales del campeonato, se unían muchos pilotos locales que pelearían por los puestos de cabeza y también todo un piloto mundialista como Dani Sordo.

En la mañana del viernes tenía lugar el shakedown y la, ya conocida por todos, “Qualifying” en la que muchos pilotos ya enseñaron un poco sus cartas y cuál iba a ser el planteamiento de su rally. A las 15:00h tenía lugar la adjudicación del orden de salida para los tramos del sábado, justo antes de la ceremonia de salida.
Anochecía en la bonita ciudad de Zlín cuando los motores comenzaron a rugir por la calles de la misma con la celebración de la SS1, un tramo cronometrado a triple pasada, con el que se volcaba toda la ciudad y el cual se encontraba repleto de aficionados que vieron a Jan Kopecky hacerse con el mejor tiempo, seguido por Lukyanuk y Pech.

El sábado amanecía lloviendo a mares, lo que hizo que el rally pasase de ser un rally difícil a ser un rally excesivamente duro y difícil. Comenzaba el día en el ss2 como finalizaba la jornada del viernes, con un Jan Kopecky intratable, pero que sufría problemas en el ss3 y descendia hasta la cuarta plaza general. Era en este momento cuando Lukyanuk subía hasta la primera plaza. Tras los primeros cuatro tramos del dia la general la comandaba Lukyanuk, seguido de Jan Kopecky y Nykolai Gryazin. Mientras tanto el mundialista Dani Sordo era cuatro clasificado general.

En el segundo bucle del día serían Kreim, Lukyanuk y Kopecky los que se repartían los siguientes cuatro scracht y,con ello, la general mantenía a Alexey Lukyanuk como líder, seguido por Jan Kopecky (muy cerca) y tercero sería Nykolai Gryazin, cuatro era Sordo y quinto el local Jakés.

En el apartado Junior U27, el letón Sesks con su Opel Adam R2 se mostraba intratable, seguido por Wagner, al que sólo le valía la victoria en este rally para tener alguna aspiración al título, y tercero era Kristensson con el otro Opel Adam R2. La mala suerte se cebaba de nuevo con el español Efrén Llarena, que se veía obligado a abandonar en la jornada del sábado cuando era tercer clasificado general en la categoría R2, al no arrancar su Peugeot 208 R2 a la salida de las asistencias.

Y el domingo, el rally se pondría de lo más interesante, ya que el local Jakes se adjudicaba dos de los tres primeros scrachts matutinos, recortando tiempo a Dani Sordo y, por su parte, era Jan Kopecky el que marcaba el tercer scracht matutino colocándose apenas a 5 seg. de el líder Lukyanuk.

Tras las asistencias, llegarían los tres últimos tramos del rally donde Kopecky daba del dó de pecho y se colocaba líder del rally hasta el final manteniendo a raya al ruso Lukyanuk. Con esta proeza, Jan Kopecky ganaba su octavo  Barum Rally Zlín.

Por detrás en la pelea por la tercera plaza del pódium Jakés luchaba durante los tres últimos tramos del rally para al final quedarse cuarto clasificado a tán sólo 0,3 seg. del mundialista Dani Sordo con el Hyundai i20 R5 que subía al escalón más pequeño del pódium.

En la Junior U27 no cambiaba nada con respecto al día anterior. Sesks conseguía la victoria y sigue líder de la categoría, en segundo lugar Wagner con su Peugeot 208 R2 y tercero Kristensson con el otro Opel Adam R2.

Por su parte Efrén Llarena hacía superrally finalizando en séptima posición general, demostrando que es un piloto rápido tanto en tierra como en asfalto aunque la suerte no le está acompañando esta temporada.

La próxima cita del ERC será en Polonia los dia 21-23 de Septiembre.

 

Crónica: Cristian Blanco

Nadie puede con Alexandre Camacho en Madeira

Tras una primera etapa donde dominaron de cabo a rabo, a excepción de la SE6, Alexandre Camacho y Pedro Calado se llevaron la victoria de la edición 2018 del Rali Vinho de Madeira, reeditando el éxito obtenido en la campaña pasada.

En la segunda etapa, que constaba de ocho tramos, la situación se volvía a repetir. La dupla del Vespas Team proseguía con paso firme su paseo hacia el triunfo.

Tras ellos, Miguel Nunes y José Pedro Fontes se consolidaban en segunda y tercera posición, respectivamente, mientras que los puestos de atrás aún estaba no por decidir y, todo, debido a errores de algunos de sus protagonistas.

Ricardo Teodosio descendía hasta el sexto lugar en la primera especial del día pero, a falta de dos tramos la suerte cambiaba y, gracias al abandono de Miguel Barbosa (debido a una salida de pista) ascendía hasta la quinta plaza.

Cuando ya todo parecía decidido, Pedro Paixao sufría un conato de incendio en su Hyundai i20 R5 y decía adiós a un gran resultado en la prueba insular. De esta manera, Teodosio acababa cuarto de la general y segundo del Campeonato Nacional, mientras que Joao Barros subía a la quinta plaza (tercero del CPR).

Tras el Rali Vinho de Madeira sólo quedan dos pruebas para que finalice la temporada 2018 de Ralis de Portugal y ambas sobre asfalto. ¿Será capaz Armindo Araujo de poner el broche de oro a este 2018?

Neuville hace la épica en el último tramo de Cerdeña

Tan solo 0,7 segundos separaron a Neuville de Ogier tras batirse de tu a tu durante los 313,46 kms cronometrados con los que contaba el rallye, una vez más el piloto belga mostraba su buen hacer en este tipo de gestas, arrebatándole la victoria al pentacampeón galo en la última de las especial, tal y como ya había hecho la temporada pasada en Argentina contra el actual compañero de equipo de Ogier, el galés Elfyn Evans. 

En un fin de semana difícil para todos los pilotos debido a la dureza de los tramos, con los tempranos abandonos de Mikkelsen y Tanak, Neuville y Ogier se quedaban solos en la lucha por la victoria, dominando el rallye de principio en un constante toma y daca entre los dos principales contendientes al título mundial.

Únicamente los finlandeses de Toyota, Lappi y Latvala, parecían ser capaces de seguir desde relativamente cerca a los dos púgiles, si bien, Latvala se veía obligado a abandonar por un problema mecánico, pasando Lappi a mostrar un ritmo más conservador que lo llevaba a ocupar el tercer puesto del rallye. El cuarto puesto caía en manos de un Hayden Paddon que no tomaba riesgas en la prueba italiana. En quinta y sexta posición se quedarían los dos Citroën C3 WRC oficiales con Mads Ostberg y Craig Breen a los mandos, resultado este muy discreto para la marca de los dos chevrones en un rallye en el que se echaba de falta a Kris Meeke tras ser apartado del equipo una vez acabado el Rallye de Portugal. Por su parte, Latvala era el primero de los pilotos que se reenganchaban a través del “SuperRallye” con un séptimo puesto, justo por delante de Jan Kopecky y su Fabia R5, cerrando el top 10, Ott Tanak y Teemu Suninen, ambos tras reengancharse a la prueba debido a sus prematuros abandonos en la primera etapa. 

Entre los WRC2, Kopecky sería el más rápido una vez más consiguiendo su tercera victoria esta temporada, con un ratio victoria/participación del 100% en las pruebas del WRC. Los únicos capaces de pelearle la victoria al piloto checo serían Lefebvre con el novedoso C3 R5 y Veiby con su Fabia r5, si bien, ambos sufrían diferentes problemas escapándoseles toda opción de lograr la victoria en suelo italiano. Finalmente Veiby sería segundo, cerrando el podio Nicolas Cyamin con su Hyundai i20 R5.

Al no puntuar para el certamen Junior, el WRC3 se mostraba totalmente descafeinado con una muy baja participación, y en el que Franceschi era el más rápido aún habiendo acumulado dos minutos y cuarenta segundos de penalización.

Con siete de las trece pruebas del campeonato celebradas, Neuville encabeza la clasificación de pilotos con 27 puntos de renta sobre Sebastien Ogier, y 72 sobre Ott Tanak. Aún con seis pruebas por delante y todo por decidir, la temporada tiene un pequeño descanso hasta el último fin de semana del mes de julio con la celebración del histórico Rallye de Finlandia.

 

Skoda potencia el motor de sus Fabia R5 de cara a Córcega

IEn Skoda Motorsport son conscientes de que el Fabia R5 es un coche a ganador, de que tienen a un buen plantel de pilotos en su programa del WRC2 pero, la renovación de Citroën y la entrada de Volkswagen, les ha obligado a mover ficha.

En los últimos años la firma checa se ha consolidado, dentro del Campeonato Mundial de Rallyes y en muchos de los campeonatos nacionales, como la marca de referencia para aspirar a ganar los entorchados a final de temporada y ello se debe a que, el Fabia R5, es el vehículo de la estas especificaciones con un mejor equilibrio en cuanto a chasis y prestaciones.

Pero en este 2018, Citroën y Volkswagen pondrán en marcha sus nuevas monturas (Citroën C3 R5 y Volkswagen Polo R5), vehículos en los que han puesto todo su mejor saber hacer y sobre los que han desarrollado unos planes de desarollo dignos de la categoría maxima de rallyes y, debido a ello, Skoda ha decidido no apearse del carro y ha optado por mejorar un vehículo que sigue siendo muy competitivo. Para ello, desde Skoda Motorsport, se ha optado por potenciar su unidad mecánica de cara a la siguiente prueba del WRC, el Rallye de Córcega, instalando en los vehículos de Kopecky y Veiby sendos motores con 9 CV extra.

De esta manera, el equipo checo cuenta de seguir dominando la categoría WRC2 y dar un salto hacia adelante sobre el asfalto, terreno donde estaba con cierta desventaja frente a sus  contrincantes. 

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies