WRC´98 (Segunda parte): Cuando Sainz y Moya se quedaron a 700 metros de su tercera corona


· En esta segunda entrega, de la temporada 98 del WRC, os ofrecemos las seis últimas carreras de dicha temporada.

En esta segunda entrega veremos cómo Sainz y Makinen se disputan el Mundial 98 que , finalmente, se llevaría el piloto de Mitsubishi RallyArt.

Carlos Sainz y Luís Moya cogían una buena ventaja, con respecto a sus rivales, en la primera parte del Campeonato (gracias a su constancia en cada prueba), mientras que Makinen y McRae arrastraban varios abandonos, que los hacían tambalearse en la lucha por la corona.

Una gran actuación de Tommi en la segunda mitad de la campaña, donde conseguía tres victorias consecutivas, hacía que Makinen volviese a subirse al carro en la lucha por el título y hacía que ambos llegasen al Rallye RAC con opciones de hacerse con el campeonato.

La última prueba del WRC´98, comenzaba con el tropiezo del piloto finlandés de Mitsubishi, al impactar la rueda trasera derecha de su vehículo contra un bloque de cemento. Inicialmente, el equipo japonés decidía continuar pero un control policial, que no les dejaba circular con el coche en dichas circunstancias, les obligaba a abandonar.

Carlos Sainz y Luís Moya comenzaban una carrera atípica, que les “obligaba” a pasearse por los tramos con la premisa de llegar al final de la prueba, ya que con dicho resultado serían matemáticamente campeones del WRC. Sin embargo, a falta de un kilómetro el Toyota Corolla WRC sufría un fallo mecánico que hacía que saliese humo por su capot y ello obligaba a la dupla española a parar para subsanarla. Desgraciadamente, el coche no quiso arrancar y , a falta de 700 metros de la meta, Sainz y Moya saborearon la cara más amarga de este deporte.

A continuación, os dejamos las seis últimas entregas (Acrópolis, Nueva Zelanda, Finlandia, Sanremo, Australia y Gran Bretaña) de los magistrales resúmenes que se curraban los de Canal+, con José Antonio Ponseti a la cabeza.


WRC´98: El retorno de “El Matador” a Toyota

· En esta primera entrega, de la temporada 98 del WRC, os ofrecemos las siete primeras carreras de dicha temporada.

Como cada temporada, Monte Carlo y Suecia abrían un campeonato que, además del aliciente del regreso de Toyota al WRC, servía como campo de batalla para uno de los mundiales más apretados de aquellos tiempos, entre Makinen y Sainz.

En dicha temporada, Sainz (Toyota), Makinen (Mitsubishi) y McRae (Subaru) se disputaban cada prueba, con permiso de Richard Burns (Kenia y Wales) y Didier Auriol (España) que en algunas pruebas consiguieron superar a sus rivales.

Os dejamos las siete primeras entregas (Monte Carlo, Suecia, Safari, Portugal, Cataluña, Córcega y Argentina) de los magistrales resúmenes que se curraban los de Canal+, con José Antonio Ponseti a la cabeza.

El Toyota Yaris R5 a punto de comenzar su fase de desarrollo

Toyota, al igual que el resto de marcas implicadas en el mundo de la competición, es consiciente de los presupuestos que un equipo debe manejar para estar compitiendo al más alto nivel, al igual que también son conocedores del interés que levanta la categoría R5 en competiciones nacionales e internacionales.

Es por ello que, desde hace un tiempo se lleva escuchando el rumor de la creación, por parte de la marca japonesa, de un vehículo con especificaciones R5 y cuya base sería el mismo coche que compite dentro del WRC, el Toyota Yaris.

Si bien, hasta hace unos meses, este tema era un simple (aunque sonado) rumor, esta semana Tommi Makinen ha desvelado la realidad de este proyecto.

El responsable del equipo Toyota Gazoo Racing ha admitido que “los planes marchan a buen ritmo” lo que supondría que el proyecto de diseño y creación del coche ya está atravesando su fase final, puesto que se preveía comenzar con el desarrollo del nuevo Toyota Yaris R5 a finales de este mes.

En principio, la construcción del Yaris R5 estará asentada en la sede que el equipo tiene en Puuppola, mientras que el apartado motor se derivará a la sede de Toyota en Alemania, donde se fabrican los componentes para los Yaris WRC que compiten en el Mundial de Rallyes.

Todo ello deberá permitir que el nuevo Yaris R5 esté en disposición de pelear con sus adversarios (Skoda, Hyundai, Volkswagen, Citroën o Ford) por los puestos de cabeza en los certámenes en los que participe y, a su vez, será una fuente de ingresos extra para el equipo japonés.

La llegada del Toyota Yaris R5 se espera para 2020, año en el que todas las marcas implicadas en dicha categoría tendrán vehículos R5 de segunda generación, y estamos seguros de que el buen saber hacer de los chicos de Toyota Gazoo Racing llevará al nuevo Yaris a estar en la lucha por la victoria desde su debut en competición.

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies