Evans se lleva la victoria en un duro Rallye de Portugal.

· El piloto galés se metió en la lucha por la victoria tras la segunda jornada de la prueba lusa, la cual acabó liderando (al final de la misma jornada) y ganando (ayer) al demostrar que no le tiembla la mano ante pilotos de la talla de Sordo u Ogier.

· En la jornada del domingo, Evans y Martin supieron poner tierra de por medio en los primeros compases de la mañana para, en los últimos tramos, gestionar su ventaja de una forma cómoda y tranquila.

Elfyn Evans y Scott Martin, vencedores de la edición 2021 del Rallye de Portugal

El domingo, última jornada del Rallye de Portugal, amanecía frío y con un duelo, que se preveía apasionante, entre Elfyn y Dani pero el piloto británico de Toyota no dio tregua y en la primera pasada por Felgueiras le endosaba casi diez segundos al español.

Fourmaux y Greensmith se colocaban entre ellos, demostrando que el Ford Fiesta tiene ritmo aunque, a veces, le falte consistencia (ya sea por pilotos o porque sus rivales estén aún un paso por delante).

En Montim, Evans y Martin volvían a marcar el ritmo del juego y, aunque Sordo le seguía de cerca (cedía poco más de un segundo), las opciones de victoria se le escapaban de los dedos.

Llegaba el primer paso por Fafe y Neuville, que buscaba el ritmo para conseguir un pequeño botín, era capaz de hacerse con el scratch.

Sólo faltaban dos tramos, uno de ellos el Wolf Power Stage (Fafe) y, de nuevo, el líder de carrera se hacía con el mejor registro, endosándole cuatro segundos a su más directo rival.

Sordo se daba por vencido y, aunque había realizado una gran carrera no se encontraba del todo satisfecho.

“Estoy muy feliz de volver a ocupar el segundo puesto en el Rally de Portugal. Obviamente, al mismo tiempo, estoy un poco decepcionado de no haber podido alcanzar a Elfyn para ganar, pero hoy fue más rápido. Si eres más rápido, ganas. Terminar el rally y sumar puntos para el campeonato de constructores es importante, y también estoy encantado de compartir el primer podio con Borja en nuestro primer evento del WRC”.

El Wolf Power Stage lo ganaba Tanak quien, en un intento por recuperar parte de lo que merecía tras el rallye realizado, se llevaba los 5 puntos del mejor scrath, seguido de Neuville y Ogier (que se guardaban 4 y 3 puntos, respectivamente).

Ogier en esta última jornada estaba en tierra de nadie y se conformó con el tercer puesto que, junto, con esos puntitos de la Power Stage lo dejan como líder del Mundial, con tan sólo dos puntos de ventaja sobre su compañero Evans.

Dani Sordo terminó segundo después de liderar durante la jornada inaugural

Takamoto Katsuta logró el mejor resulatdo dentro de su corta carrera en el WRC, finalizando en cuarta posición, mientras que Greensith y Fourmaux se colocaron quinto y sexto de la general, por delante de los primeros Rally2 (que coparon las últimas plazas del Top10 en Portugal) de Lappi, Suninen, Ostberg y Gryazin.

Así está el Mundial de Rallyes, tras el Rallye de Portugal

Esapekka Lappi demostró su superioridad en el WRC2, llevándose la victoria y mandando un mensaje para arriba. Desde nuestra opinión este piloto se merece un WRC, aunque no haya despuntado como Tanak o Evans.

Por su parte, Kajetanowicz protagonizó una bonita lucha con Rossel y, finalmente, se llevó la victoria del WRC3, dándole un segundo triunfo a Raceseven en el Mundial de Rallyes 2021.

Para finalizar, en el JWRC, la victoria fue a parar a manos de Martins Secks y Renars Francis y que se colocan como líderes del Campeonato Junior WRC 2021.

A continuación, os dejamos las mejores imágenes (captadas por nuestro amigo y colaborador Brais López Video) de la edición 2021 del Rallye de Portugal.

Vídeo: Brais López Video

Tampoco no queremos olvidarnos de nuestros compañeros de Passats de Canto que nos dejaron imágenes increibles durante todo el fin de semana.

Aquí abajo os dejamos el “best of”, con los mejores momentos vividos durante todo el fin de semana de la cuarta prueba del Mundial de Rallyes.

Evans se beneficia del abandono de Tanak y es el nuevo líder del Rallye de Portugal

La jornada del sábado amanecía con siete tramos, por delante, para los participantes del Rallye de portugal.

Ott Tanak se encontraba líder y en las primeras pasadas por Vieira do Minho, Cabeceiras de Basto y Amarante dejaba claro que quería ganar a lo grande, haciéndolo como sólo un campeón del mundo puede hacerlo, arrasando. Y así lo hizo, en dichas especiales marcó el mejor registro, custodiado Evans y Dani (segundo y tercero en la general y que entre ellos no conseguían aumentar ni disminuir en exceso su diferencia), mientras que Ogier iba recortando distancias con su compañero de equipo, Takamoto Katsuta, hasta quedarse a menos de medio segundo de él (a falta de los tramos de la tarde).

En WRC2, problemas en el turbo lastraban la gran actuación de Gryazin, que veía como se descolgaba de la lucha por la victoria, con respecto a Lappi y Suninen, mientras que en WRC3 Chris Ingram (también con problemas) cedía su liderato a un Kajetanowicz que marcaba los scratch en Cabeceiras y Amarante.

En cuanto al Junior WRC, Secks le endosaba a Pajari más de doce segundos en Cabeceiras, dándole la vuelta a la clasificación provisional del JWRC.

Dani Sordo no tiró la toalla y, al final de la segunda etapa, es segundo y con opciones a la victoria

En los tramos de la tarde, Evans venía dispuesto a aumentar su diferencia con Sordo, el cual estaba corriendo bastante, y ello le hacía lograr el scratch en la segunda pasada por Vieira do Minho pero Tanak se imponía de nuevo en la segunda pasada por cabeceira de Basto y aumentaba su ventaja con respecto a sus adversarios, dejándolos a 22,4 y 33,7 segundos, respectivamente.

Por su parte, Ogier le ganaba la partida a Katsuta pero no era capaz de coger distancia con el piloto nipón, que se mostraba rápido y agresivo en Portugal.

El Hyundai i20 WRC cede y Tänak se retira

Amarante iba a ser el Mortágua (recordemos que ayer Neuville y Sordo perdieron sus posiciones en dicho tramo por una colisión y por problemas en sus Hyundai, respectivamente) de Tanak, quien veía como el amortiguador trasero derecho de su i20 Coupé WRC decía basta, arruinándole el rallye. Evans atacaba duro y se colocaba líder, aumentando su ventaja (ligeramente) con Sordo.

Tänak dijo que: “Todo se estropeó al final después de un día muy positivo hasta ese momento. Realmente disfruté en el coche, funcionaba bien y pude controlar todo. Desafortunadamente, nos vimos obligados a retirarnos, pero es de esperar que el equipo pueda arreglarlo para que podamos regresar mañana listos para luchar por algunos puntos”.

Al final de la etapa, y tras la SS Porto-Foz, Evans era líder con más de diez segundos, con respecto a Dani Sordo y más de un minuto con respecto a Sébastien Ogier.

Tras Katsuta, que era cuarto, se situaban Fourmaux y Greensmith, que estuvieron todo el día con problemas en sus Ford Fiesta WRC e intercambiándose las posiciones, que a final de la etapa favorecian al piloto francés.

Esapekka Lappi, Suninen, Ostberg y Gryazin copaban las últimas plazas del Top10, mientras que Rossel le arrebataba el liderato del WRC3 a Kajetanowicz.

En el JWRC, Secks se mantenía líder, con más de tres minutos sobre Pajari y más de nueve sobre Virves con lo que, a falta de una etapa (sólo tiene que mantenerse en carretera y no pinchar) debería llevarse la victoria en Portugal.

La etapa del domingo contará con tres tramos. Felgueiras y Fafe se harán a doble pasada, mientras que Montim pondrá la nota de color, disputándose a una única pasada. Nos esperan 49,47 kms de tensión para el desenlace de la cuarta prueba del Mundial de Rallyes, el Rallye de Portugal.

Previo Rallye de Portugal: Fafe despide a los actuales WRC este fin de semana

· Este fin de semana se celebra la la cuarta cita del campeonato y la primera prueba de tierra del WRC 2021, el Rallye de Portugal.

· La prueba lusa volverá a contar con los tramos en su zona norte y centro, siendo Fafe el tramo estrella de la última jornada de competición.

En la mañana de hoy, jueves 20 de Mayo, tuvo lugar el shakedown, donde los pilotos tuvieron la oportunidad de poner sus monturas a punto de cara al comienzo del rallye y donde Evans y los Toyota han copado las primeras prosiciones, siendo Ott Tanak (segundo mejor crono) el único que parece plantar cara a los de Gazoo Racing.

Para la primera jornada, los equipos deberán desplazarse a la zona centro de Portugal para disputar los tramos de Lousã (12,35 km), Góis (19,51 km) y Arganil (18,82 km), a las que se les unirán las especiales de Mortágua (18,16 km) y la SS de Lousada (3,36 km), por la tarde y que pondrán el punto y final de la primera etapa.

El sábado tendrán lugar los tramos de Vieira do Minho (20,64 km), Cabeceiras de Basto (22,37 km) y Amarante (37,92 km), todas ellas a doble pasada, mientras que la súper especial de Porto-Foz (3,30 km) será la encargada de poner el broche de oro a la segunda etapa.

Ya por último, el domingo asistiremos al final de la prueba lusa, en la que contaremos con las especuiales de Felguieras (9,18 km), Fafe (11,18 km) y Montim (8,75 km) para cerrar la edición 2021 del Rallye de Portugal.

Sordo dijo que: “Portugal siempre es especial para mí porque está muy cerca de España. Me gustan mucho las carreteras y el ambiente. En años anteriores siempre he disfrutado de un impulso extra de los muchos espectadores que se alinean en los tramos. Es poco probable que sea lo mismo este año, debido a las circunstancias, pero me complace que tengamos la oportunidad de competir en cualquier caso. Estoy emocionado de volver a Portugal. Me gustan las especiales. Tienen un poco más de agarre, aunque Fafe es bastante resbaladizo. Estamos listos para un fin de semana emocionante.”

Pero el Rally de Portugal no estará exento de restricciones ya que, a pesar de que el país vecino ya ha abierto las fronteras, ha decidido endurecer las medidas para que evitar aglomeraciones en los tramos, para evitar nuevos brotes de Covid-19.

Estas son las restricciones para el público que decida ver los tramos a pie de cuneta:

Obviamente, será imperativo el uso de mascarilla, la limpieza frecuente de manos y el distanciamiento social (1,5 metros entre personas o grupos reducidos de gente)pero, además, se han tomado otras medidas adicionales tales como:
– Limitación de aforo, cierre y control de accesos en las ZE (Zonas Espectáculo).
– Limitación de aforo en la SSS de Lousada.
– Las ZE serán más extensas y el público podrá salir de ellas siempre y cuando se coloque con seguridad.
– Prohibición del público en la SSS de Porto – Foz y en las asistencias de Exponor.
– Prohibición del público en el shakedown.

A continuación, os dejamos los enlaces más destacados para poder seguir la prueba lusa del WRC:

Rallye Croacia: Resumen post-carrera

· El Rallye de Croacia nos dejó imágenes espectaculares, mostrándonos gran parte del atractivo de este país, pero también nos dejó un duelo épico a dos bandas, que tardaremos en olvidar.

El primer día Neuville mantuvo a raya a los Toyota pero el sábado, una mala elección de neumáticos, lo hizo bajar a la tercera plaza. Ahí es cuando Toyota comenzó a dar muestras de las bondades de sus Yaris (ya que las tres tripulaciones de la marca japonesa fueron capaces de marcar los mejores registros de aquí hasta el final de rallye, con permiso de algún scratch furtivo de Neuville).

El sábado, Ogier fue capaz de mantener a raya a Evans y Neuville pero el domingo, un incidente antes de comenzar la última etapa, hizo que el francés se desconcentrara y Evans pudiese marcar los scrath necesarios para hacerse con el liderato.

A falta de un tramo, Evans, Ogier y Neuville se jugaban las posiciones del podio del rallye y, obviamente, la victoria del rallye. El primero en fallar en la Power Stage fue Neuville (que se colaba en una curva de izquierdas, casi a final de tramo), después Ogier tenía un pequeño susto pero conseguía marcar un gran crono y, cuando todo estaba en manos de Evans, el piloto británico hacía una pequeña escapada (con la parte izda trasera de su Yaris) por la hierva, lo que le hacía perder 4,5 segundos en ese tramo y la victoria del Rallye de Croacia por, tan sólo, seis décimas de segundo.

Ahora os desgranamos, piloto a piloto, las sensaciones que nos han dejado cada uno de ellos.

· Sebastien Ogier es, obviamente, el piloto del rallye. Ya sea por su, tan comentado en redes, accidente del último día (antes de la SS 17) o por protagonizar la lucha más reñida de este año (primero con Neuville y luego con su compañero Evans), el francés ha demostrado ser un campeón de los pies a la cabeza, siendo el primer vencedor del Rallye de Croacia, dentro del WRC, por eso se lleva el sobresaliente de la carrera.

Elfyn Evans cada día se postula como la alternativa a Ogier, demostrando su rapidez en todos los terrenos y habiéndose acoplado a la perfección a la conducción del Toyota Yaris WRC. Aún así, al piloto británico, le falta un poco de garra y, sobre todo, de mente fría en cuando las cosas se complican tanto como en Croacia.

El año pasado demostró que podía ser campeón, ¿será este el año que consiga sobreponerse y dar un paso más, como piloto, para robarle la corona a Ogier antes de que se retire?

Thierry Neuville fue el mejor de los Hyundai y demostró que el coche coreano, aunque un pequeño paso por detrás, puede pelearle la victoria a los Toyota. La mala elección de neumáticos, en la jornada del sábado, hizo que perdiera el liderato de la prueba pero estuvo siempre cerca de los tiempos de los Toyota. Ojalá que 2021 nos depare su mejor temporada con Hyundai, dando ese pasito (como a Evans) que le falta para ser campeón del WRC.

Adrien Fourmaux fue, para nosotros, la revelación del rallye. Era la primera vez que competía con el equipo de M-Sport, en la primera división del WRC, y no sólo demostró tener ritmo de carrera sino que, además, dio un golpe encima de la mesa, con respecto a su compañero de equipo, Greensmith.

Estamos convencidos que el piloto francés de M-Sport será un piloto a tener en cuenta por Wilson en la reestructuración de su equipo en 2022 y, quien sabe, si no le dará mayores alegrías a los de Cumbria que Suninen o Greensmith, quienes no están demostrando estar a la altura de los top del WRC.

Otro de los pilotos del “rallye” fue Ostberg quién, tras perderse las dos primeras citas del WRC2, volvió por la puerta grande a dicha categoría y demostró por qué es el actual campeón de la misma.

El noruego, tomó el relevo de Mikkelsen en el WRC2 y se metió en el TOP9 de la general, endosándole casi medio minuto a Suninen y dos minutos al vencedor del WRC3 (Kajetanowicz).

A priori, todo el mundo contaba con Tanak en la lucha por la victoria pero, en todo momento, estuvo eclipsado por Neuville. El piloto estonio nunca llegó a estar el la lucha por el podio y finalizó a más de un minuto del vencedor.

Ojalá que este bajón sea efímero ya que nos gustaría volver a ver al Tanak de M-Sport y de Toyota, a ese Tanak agresivo y calculador que nos hizo soñar con un campeón que podía poner contra las cuerdas a cualquier piloto, incluso al mismísimo Ogier.

El piloto japonés, sorprendió a propios y extraños con su rendimiento sobre el asfalto de Croacia donde, en algunos momentos estuvo en tiempos de los de cabeza y donde, además , se permitió el lujo de marcar dos scratch.

Además Katsuta finalizó por delante de Greensmith y de Breen, algo a priori, difícil de prever a principios de temporada.

Para no extendernos demasiado, vamos a unificar los que, a nuestro parecer se llevan el suspenso de este rallye.

Por delante todos ellos se encuentra Rovanpera. Sí, tuvo una salida de pista y sí, perdió el liderato del campeonato pero el piloto finlandés salió a por todas desde el primer tramo y se salió justo donde Ogier también tuvo un susto, con lo que podemos decir que, si hubiese seguido en carrera hubiésemos protagonizado una carrera aún más emocionante, si cabe.

El resto, Greensmith, Breen y Suninen dejaron mucho que desear. Greensmith nunca estuvo en tiempos y fue superado por su compañero de equipo (que se estrenaba con el Fiesta WRC), Breen demostró que no fue la opción correcta de Hyundai en Croacia (quedándose a más de cuatro minutos de Ogier) y Suninen no fue capaz de batallar contra Ostberg.

Queremos hacer una mención especial a RaceSeven, que consiguieron su primera victoria como equipo del WRC3, en manos de Kajetanowicz.

Ogier-Ingrassia se hacen con la victoria en Croacia “in extremis”.

Sébastien Ogier logró una impresionante victoria en el último suspiro en el Rally de Croacia el domingo por la tarde en el tercer resultado más cerrado de la historia en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA.

Después de un notable último día en la primera aparición de Croacia en el WRC, el campeón del mundo relegó a su compañero de equipo Toyota Yaris, Elfyn Evans, en los kilómetros finales para ganar el rallye de tres días por 0,6 segundos.

Thierry Neuville terminó tercero con un Hyundai i20, 7.5 segundos más atrás, pero los hechos no hacen justicia al drama de un rally que perdurará por mucho tiempo en la memoria.

El trío luchó con uñas y dientes desde la salida del viernes en las resbaladizas carreteras de Croacia cerca de Zagreb. Después de intercambiar lugares en varias ocasiones, el último día comenzó con Ogier liderando a Evans por 6.9 segundos, a pesar de un pinchazo en la segunda pierna, y poco más de 10 segundos cubriendo a los tres pilotos.

El drama se desarrolló cuando Ogier se vio involucrado en una colisión de tráfico en el camino a la prueba de velocidad de apertura. Nadie resultó herido, pero el impacto dañó la carrocería del Yaris y el paquete aerodinámico crucial.

Sébastien Ogier acercándose al final de vuelo en el Wolf Power Stage

Evans aprovechó los problemas de Ogier para ganar las dos primeras pruebas y el galés comenzó el último Wolf Power Stage de TV en vivo de 14 km con una ventaja de 3.9 segundos, ya que el belga Neuville aún persiguió a ambos.   

Los tiempos intermedios revelaron que Ogier se acercaba al galés antes de que Evans se deslizara hacia un borde de césped cerca de la meta. Fue el descanso que necesitaba Ogier, y cruzó la meta para registrar la victoria número 51 de su carrera, sellar un uno-dos de Toyota y recuperar el liderato del campeonato.  

“La emoción para nosotros ahora es súper fuerte”, admitió Ogier. “Ha sido una loca montaña rusa para nosotros entre el pinchazo y el problema de esta mañana. Honestamente, me alegré de estar todavía en el rally. Supongo que por eso hacemos este deporte, por esta emoción ”.

El ganador del WRC2 Mads Østberg y el subcampeón de la categoría Teemu Suninen completaron la clasificación con un Citroen C3 Rally2 y Fiesta Rally2 respectivamente.  

El campeonato se dirige al primero de una serie de cuatro rallyes de tierra en el Vodafone Rallye de Portugal el próximo mes. Matosinhos acoge el evento del 20 al 23 de mayo.

Adrien Fourmaux impresiona en su debut en un mundial de rallyes

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies