Ogier-Ingrassia se hacen con la victoria en Croacia “in extremis”.

Sébastien Ogier logró una impresionante victoria en el último suspiro en el Rally de Croacia el domingo por la tarde en el tercer resultado más cerrado de la historia en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA.

Después de un notable último día en la primera aparición de Croacia en el WRC, el campeón del mundo relegó a su compañero de equipo Toyota Yaris, Elfyn Evans, en los kilómetros finales para ganar el rallye de tres días por 0,6 segundos.

Thierry Neuville terminó tercero con un Hyundai i20, 7.5 segundos más atrás, pero los hechos no hacen justicia al drama de un rally que perdurará por mucho tiempo en la memoria.

El trío luchó con uñas y dientes desde la salida del viernes en las resbaladizas carreteras de Croacia cerca de Zagreb. Después de intercambiar lugares en varias ocasiones, el último día comenzó con Ogier liderando a Evans por 6.9 segundos, a pesar de un pinchazo en la segunda pierna, y poco más de 10 segundos cubriendo a los tres pilotos.

El drama se desarrolló cuando Ogier se vio involucrado en una colisión de tráfico en el camino a la prueba de velocidad de apertura. Nadie resultó herido, pero el impacto dañó la carrocería del Yaris y el paquete aerodinámico crucial.

Sébastien Ogier acercándose al final de vuelo en el Wolf Power Stage

Evans aprovechó los problemas de Ogier para ganar las dos primeras pruebas y el galés comenzó el último Wolf Power Stage de TV en vivo de 14 km con una ventaja de 3.9 segundos, ya que el belga Neuville aún persiguió a ambos.   

Los tiempos intermedios revelaron que Ogier se acercaba al galés antes de que Evans se deslizara hacia un borde de césped cerca de la meta. Fue el descanso que necesitaba Ogier, y cruzó la meta para registrar la victoria número 51 de su carrera, sellar un uno-dos de Toyota y recuperar el liderato del campeonato.  

“La emoción para nosotros ahora es súper fuerte”, admitió Ogier. “Ha sido una loca montaña rusa para nosotros entre el pinchazo y el problema de esta mañana. Honestamente, me alegré de estar todavía en el rally. Supongo que por eso hacemos este deporte, por esta emoción ”.

El ganador del WRC2 Mads Østberg y el subcampeón de la categoría Teemu Suninen completaron la clasificación con un Citroen C3 Rally2 y Fiesta Rally2 respectivamente.  

El campeonato se dirige al primero de una serie de cuatro rallyes de tierra en el Vodafone Rallye de Portugal el próximo mes. Matosinhos acoge el evento del 20 al 23 de mayo.

Adrien Fourmaux impresiona en su debut en un mundial de rallyes

Toyota y Ogier dan el do de pecho en Monte Carlo

· Toyota Gazoo Racing consiguió, este domingo, un doblete en Monte Carlo, gracias a la victoria de Ogier y al segundo puesto de Evans pero también fue el único de los tres equipos que llevó a todos sus coches al final de la prueba.

· Sebastien Ogier agrandó su palmarés con la octava victoria en la prueba monegasca y sigue dando muestras de que sus victorias y títulos tienen tanto mérito o más que las de su compatriota Loeb.

El último día de competición comenzaba con Ogier al mando y el francés iba a demostrar por qué se merece el título de “Rey de Monte Carlo”.

En la primera especial comenzaba (Ogier) marcando el mejor crono, por delante de Neuville (+0,7), Evans (+8,0), Solberg (+15,0) y Gryazin (+15,5), mientras que Rovanpera sufría un pinchazo que le hacía caer a la cuarta plaza.

También nos enterábamos de la decisión de imponerles a algunos pilotos una penalización de 5, 10 o 20 segundos a los pilotos que, el día anterior, habían recortado el trazado de una de los tramos.

En la SS13era Neuville el que marcaba la pauta entre los WRC´s y Evans conseguía bajar de la barrera de los veinte segundos su diferencia con Ogier aunque, a la postre, eso no le serviría de nada al piloto inglés.

Pero Ogier, sin arriesgar demasiado, no quería utilizar la calculadora y, por eso, marcaba los dos últimos scratch de la jornada, siendo el que se llevaba el mayor botín que otorga el Power Stage.

En el tramo 14, el francés fue respaldado por Dani Sordo (+2,7) y Neuville(+4,6), demostrando que cuando el coche funciona bien y no sufren pinchazos sus pilotos son capaces de estar arriba aunque, lamentablemente, Dani Sordo no le pudo brindar un gran resultado a Carlos del Barrio en su última carrera juntos.

Sólo quedaba un tramo, la Power Stage y Ogier volvió a brillar delante de todos, siendo secundado por Rovanpera (que se quitó la espinita de no poder haber conseguido el triplete para Toyota) y Evans (que volvió a demostrar que es un firme candidato al título de esta campaña).

La cara más amarga la vivió Oliver Solberg que, tras una buena mañana se despedía del Monte Carlo a falta de un tramo, al tener una salida de carretera en la última especial.

En WRC2, Solberg y Gryazin marcaron la pauta en tres de los cuatro tramos pero Mikkelsen tenía bien atada su victoria y a pesar de no bajar, en exceso, el ritmo fue capaz de gestionar a las mil maravillas la diferencia que tenía con Adrien Fourmaux que, finalmente, acabó segundo.

En el WRC3, Nicolas Ciamin fue el encargado de marcar tres de los cuatro scratch mientras que Rossel y Bonato se dedicaron a gestionar su ventaja para copar las dos primeras posiciones del podio de dicha categoría.

Mención especial queremos hacer de las otras dos parejas de españoles que disputaron el Rallye Monte Carlo. Daniel Alonso y Jandrín López finalizaron 27 de la general, mientras que Díaz-Aboitiz y Sanjuán lo hicieron en la trigésimo quinta posición.

A continuación, os dejamos la clasificación de pilotos y constructores, tras la primera prueba de la temporada 2021.

La suerte del campeón acompaña a Ogier en la etapa más corta del Monte Carlo

· Ogier sufrió de lo lindo en la jornada de hoy pero sus principales rivales fallaron más que él y eso hizo que consiguiese recuperar el liderato a falta de cuatro especiales.

Está claro que además de ser rápido en los tramos, la suerte es un factor fundamental en este deporte, a veces, tan desagradecido y hoy hemos vivido una etapa corta pero muy intensa.

La jornada del sábado comenzaba a las 6:30h de la mañana, con la diputa del único tramo a doble pasada del día (La Bréole-Selonnet). En dicha especial, Ogier marcaba el mejor crono, por delante de Evans y Sordo (que cedían 17,8 y 19,2 segundos, respectivamente).

Neuville perdía mucho tiempo (algo más de 40s)a raíz de una salida de pista sin apenas consecuencias, mientras que Tanak pinchaba dos veces, lo que hacía que se hundiese en la clasificación y posteriormente abandonase por llegar a la asistencia en la llanta.

Ogier volvía a mandar en Monte Carlo pero, en el segundo tramo, la adherencia era escasa y todos aflojaban el ritmo, siendo el francés una de las víctimas de Saint-Clément-Freissiniéres.

Rovanpera era el mejor parado de los Toyota, cediendo 24,2 segundos con respecto a Neuville, que era quién marcaba el mejor registro. Tras el piloto belga se colocaban Loubet y Sordo, quien escalaba a la quinta plaza de la general.

Faltaba un tramo y Ogier y Evans estaban separados por 14,3 segundos y aunque el piloto inglés de Toyota era el más rápido en la última especial, sólo conseguía recortarle al vigente campeón del mundo 1,3 segundos.

Sordo, en este tramo, volvía a perder mucho tiempo y aseguraba, al final del tramo, que su misión era llevar el coche al parque cerrado del final del rallye (para sumar unos buenos puntos en el mundial de constructores y que al final de la temporada pueden ser cruciales para revalidar el título).

En WRC2, Mikkelsen marcaba la pauta en los dos primeros tramos para, en el último tramo (que, quizás era el más delicado del día) pasarlo sin ningún contratiempo.

Camilli estuvo por delante de Fourmaux gran parte del día pero, en el último tramo, el piloto francés de M-Sport se hacía con el segudno mejor crono (sólo superado por Oliver Solberg) y dejaba su diferencia con Mikkelsen en 13,8s y su ventaja sobre Camilli en 31,4 segundos.

En cuanto al WRC3, Bonato marcaba el scratch en el primer tramo y le arrebataba el liderato a Rossel pero este hacía lo propio y se la devolvía en la segunda especial del día.

Al finalizar el día, Rossel tiene en sus manos la victoria del WRC3 debido a las diferencias tan abultadas con el segundo y tercer clasificado pero, como se suele decir, “hasta el rabo, todo es toro”.

Para finalizar, la categoría RGT estuvo dominada por Raphaël Astier, que logró recortar tiempo a Emmanuel Guigou, quién aún cuenta con más de tres minutos de ventaja sobre el segundo clasificado, que no es otro que Cédric Robert.

Foto: Vladislav Maschl

La última jornada nos dejara dormir un poco más (ya que comienza a las 8:30h). Se disputarán dos tramos (ambos a doble pasada), Puget-Théniers – La Penne y Briançonnet – Entrevaux, siendo este último tramo (en su segunda pasada) el que reparta los puntos de la Wolf Power Stage.

Los Toyota Yaris dominaron en la jornada del viernes.

· En los primeros compases del día fue Rovanpera, luego recogió el testigo Ogier y, finalmente, un pinchazo del francés y la constancia de Evans, llevaron al piloto inglés de Toyota a acostarse como líder de la prueba monegasca.

Ott Tanak partía como líder, al salir de la asistencia previa al inicio de la jornada, pero en la primera especial (que se encontraba muy resbaladiza y con traicioneras placas de hielo) el estonio cedía más de 17 segundos y veía como los tres Toyota marcaban los mejores tiempos (scratch de Ogier), dejando a Rovanpera como líder provisional de la prueba.

En la segunda especial, Ogier volvía a marcar el mejor crono y una penalización a su compañero Rovanpera (debido a entrar fuera de tiempo en un control stop) le otorgaba, al francés, el puesto de cabeza.

Evans se consolidaba en la segunda posición (a 3,3 segundos de Ogier), mientras que Dani Sordo seguía cediendo segundos, hasta rebasar la línea del minuto.

Sólo quedaba un tramo y Ogier volvía a hacerse con el mejor registro, antes de volver al parque de trabajo. Por su parte, Rovenpera (que se encontraba con la carretera demasiado sucia) cedía el tercer puesto ante Tanak , mientras que Neuville cerraba el Top5 (a poco más de un minuto).

Minuto 4:26 Ogier pinchado viene atacando y trompea en una curva horquilla de izquierdas

La sexta especial iba a dar un vuelco a la clasificación general ya que Ogier pinchaba y tenía que hacer gran parte del tramo con la rueda delantera izda en la llanta, viendo así como su compañero Evans marcaba el mejor crono y le levantaba el liderato del rally.

En Hyundai las cosa mejoraban para Tanak, que se colocaba segundo de la general, y para Neuville, quien conseguía subir hasta la cuarta plaza, mientras que Dani Sordo seguía sin encontrar el feeling con su Hyundai i20 WRC.

Esto cambiaría en la última especial de la segunda jornada, aunque no sería suficiente para ganarle la partida a Ogier, que se volvía a hacer con el scratch, pero para el español significaba una inyección de moral el reencontrarse con el ritmo de cabeza de carrera.

De este modo, Evans se marchaba a descansar como líder de la clasificación, seguido de Ogier (+7,4), Tanak (+25,3), Rovanpera (+53,1) y Neuville (+59,1).

Mikkelsen conseguía subir una posición (séptimo) gracias a su ritmo y al accidente en la SS7 de Loubet, la cual hacía que se neutralizase el tramo.

En octava posición se colocaba Katsuta y noveno seguía Fourmaux, mientras que Greensmith cerraba el Top10 este viernes.

En cuanto a el WRC3, Bonato y Rossel estuvieron intercalándose en la cabeza de la general pero, en el último tramo, este último le arrebato al Campeón de Francia de Rallyes el liderato de la misma.

El sábado volveremos a madrugar, con la disputa de la especial de La Bréole – Selonnet a las 06.30 de la madrugada. 

A las 8:18 tendrá lugar la segunda especial (Saint Clément – Freissinières) y, tras una asistencia, los equipos volverán a dar una segunda pasada a La Bréole – Selonnet (12:08) culminando los 57,10 kms de lucha contra el crono, que componen la tercera etapa del Rallye Monte Carlo 2021.

Ogier vence en México y se pone líder del Mundial

· El piloto francés de Toyota cuajó una fantástica actuación en la tercera prueba del WRC 2020 e igualó en número de victorias (6 en el Rally de México) a su compatriota, Sébastien Loeb.

· Gracias a su victoria, la dupla formada por Ogier-Ingrassia ya es líder del Campeonato Mundial de Rallyes.

Fotografía: Sophie Raillon

Todo parecía que iba a seguir por los mismos derroteros de las últimas pruebas, ya que Evans conseguía hacerse con el mejor crono del shakedown, pero Thierry Neuville se hacia con los dos scratch en la especial urbana de Guanajuato.

En segundo lugar se colocaba Elfyn Evans (+1,1s) y Ott Tänak se unía a la fiesta, tras marcar un buen registro en la segunda pasada por la Monster Energy Street Stage GTO, mientras que Dani Sordo y Carlos del Barrio se colocaban quintos y con buenas sensaciones de cara a las etapas del viernes y sábado.

Ya en las especiales matinales del viernes, las cosas cambiaban. Ott Tanak marcaba un tiempazo en El Chocolate y dejaba a la competencia patas arriba, sobre todo a sus compañeros de equipo. Thierry Neuville cedía casi veinte segundos y Dani Sordo, con problemas en su Hyundai, caía a vigésima plaza de la clasificación.

Poco le duraría la alegría a Hyundai Motorsport, ya que el estonio cedía 35 segundos en la SS4 (Ortega), al dañar parte de la suspensión trasera de su Hyundai i20 Coupé WRC, y dejaba a Ogier e Ingrassia como nuevos líderes de la prueba. Tras el piloto francés se colocaba un impresionante Teemu Suninen y Thierry Neuville, quien lograba recuperar parte de la renta perdida en la primera especial del día.

El resto de la jornada siguió con el dominio del equipo francés de Toyota Gazoo Racing, mientras el resto pasaba por altibajos e, incluso, incidentes que condicionaban su presencia en la prueba.

Esapekka Lappi cruzaba la meta de la segunda pasada de El Chocolate con un conato de incendio en la parte trasera de su Ford Fiesta que, minutos después, era calcinado completamente por las llamas, mientras que Sordo y Neuville volvían a tener problemas. El piloto belga descendía varias posiciones pero su compañero se veía obligado a abandonar por problemas de motor.

La parte positiva de la primera jornada iba a parar a manos de M-Sport que, con Suninen, veían como tenían una opción de luchar por la victoria, mientras que Tanak se postulaba como el mejor Hyundai y ascendía hasta la cuarta posición al final de la primera jornada.

La jornada del sábado comenzaba con Thierry Neuville abriendo carretera, debido a los problemas de batería que le habían obligado a apearse de la competición.

En la primera especial, Ogier marcaba el mejor crono y aumentaba su ventaja, con respecto a Suninen, en 22.9 segundos, mientras que Tanak comenzaba su espectacular lucha por el podio. Primero “se deshacía” de Evans, colocándose tercero y , a lo largo de la jornada, realizaba varios scratch que le llevaban a superar a Suninen y le otorgaban la segunda plaza, al final del rallye.

Pero no sólo Tanak hizo una gran segunda etapa, Thierry Neuville también se anotó varios scratch (siendo para el belga los tres últimos mejores cronos del día).

Al final de la prueba, que se decidía acortar por los protocolos de seguridad que se están tomando por la pandemia del COVID-19, el equipo Toyota salió fortalecido de México (colocando a sus tres coches en el TOP5) mientras que Tanak y Suninen subían al podio y le daban unos buenos puntos a sus respectivas marcas, siendo las únicas duplas de Hyundai Motorsport y M-Sport que finalizaban en los puntos.

En cuanto al WRC2 y WRC3, Pontus Tidemand demostró estar un paso por encima de los pilotos oficiales de Hyundai ( siendo el mejor clasificado Nikolay Gryazin), mientras que el piloto boliviano Marco Bulacia se alzó con el trofeo dentro de la categoría reservada para equipos privados, por delante de Emilio Fernández y Ricardo Triviño.

A continuación os dejamos un video con los mejores momentos vividos en el Rally de México.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies