Pablo Blanco e Ian Quintana remontan en Viveiro para ganar en el Volante FGA

· El Rallye Mariña Lucense supuso un cambio de tónica inicial en lo que se ha visto hasta ahora en el Volante FGA, con un piloto dominador distinto de Pablo Blanco. Y es que Diego González cimentó su liderato en la complicadísima sección del viernes, con la primera pasada por Muras infestada de una densa niebla que supuso un auténtico desafío para todos los participantes.

Después del bucle del viernes, González establecía una ventaja de 8 segundos sobre Damián Arosa y 18 sobre David Nespereira, con un cauto Pablo Blanco, cuarto, que se dejaba nada menos que 42 segundos. La niebla se cobró víctimas, como la de Daniel Anido, que quedaba apeado de la carrera en ese primer tramo tras sufrir un golpe.

Al día siguiente cambiaría la pauta, pero con los scratchs muy repartidos entre Pablo Blanco, David Nespereira y un soberbio Álvaro Castro. Damián Arosa bajaba posiciones conforme avanzaba el día mientras Blanco las recuperaba, llegando a instalarse en la segunda posición a falta de cuatro especiales para el final. Con 23 segundos de renta a favor de Diego González, el ourensano tendría que aplicarse a fondo tratando de recortar terreno en las últimas especiales si quería regresar a la senda del triunfo.

Llegaron las especiales nocturnas y fue entonces cuando Blanco se lanzó a por el triunfo, marcando los tres scratchs y arrebatando la primera plaza en el último tramo a Diego González, lo que deja al ourensano y su copiloto Ian Quintana, más líderes del certamen. Tercera posición final para David Nespereira después de un rallye muy regular por su parte, evitando las múltiples trampas. Damián Arosa debía conformarse con la cuarta plaza tras un sábado repleto de problemas que deslucieron su gran comienzo, y Leticia López cerraba el top 5. Una lástima el abandono de Álvaro Castro en la última especial después de haber remontado hasta la tercera plaza, en una de sus mejores actuaciones.

A Mariña Lucense despide la temporada con una trepidante lucha por las Copas Pirelli

La última prueba del Campeonato Gallego de Rallyes llega con todas las Copas Pirelli por decidirse. Viveiro será escenario de bonitas batallas en un final de certamen que promete ser muy intenso, debido a lo reducido del calendario, y que ha hecho del Rallye Mariña Lucense una prueba totalmente decisiva gracias a su coeciente 8 (más alto que los dos rallyes anteriormente disputados).

Comenzando por la Copa Top Ten Pirelli Driver A, estará plagada de muchos candidatos al triunfo, con Alberto Meira, Iago Caamaño ó Francisco Dorado entre los favoritos, sin descartar a Adrián Díaz o a Manuel Fernández, de regreso en sendos vehículos de la categoría R5. Por su parte, Jorge Pérez continuará con su fase de adaptación al Citroën DS3 R5, mientras que la principal novedad es la participación del asturiano Alberto Ordóñez con su espectacular Volkswagen Polo N5. Muy reñida como siempre, la Top Ten B, reservada a vehículos de dos ruedas motrices, contará con una docena de equipos presentes, siendo favoritos David Rivas, Marcos Rodríguez ó ’Tinín’ Iglesias.

El Volante FGA llega muy apretado con prácticamente los mismos protagonistas que han ocupado los titulares a lo largo de esta temporada. Nombres como Pablo Blanco, Diego González, Diego Coto, Koke Garnelo, Alejandro Castro ó Jacobo Segade (por citar algunos) pueden brindarnos un gran espectáculo en un fin de semana que se prevé lleno de tensión por ver quien se lleva a casa la Beca PXP21 promovida por la Federación Galega de Automobilismo.

Con algunas sonadas ausencias, ya que los dos principales protagonistas del año, Sergio Otero y Aitor Pico no estarán presentes en la cita viveirense, la Copa Pirelli AMF se queda tremendamente abierta para que obtengamos un nuevo vencedor. Habiendo marcado buenos cronos en pruebas precedentes, pilotos como Sergio Suárez, César Díaz, Aitor Gallego o Carlos Conde pueden ser algunos de los principales guerreros que luchen por el podio.

La Escudería Mix Rallye Sport ha diseñado un recorrido muy parecido al de la pasada edición, cuando debutó el Rallye Mariña Lucense, con tres tramos a triple pasada, tremendamente rápidos y técnicos. Por supuesto, las inclemencias meteorológicas en esta época del año serán un fijo, lo que llevará a los equipos a elegir entre los diferentes compuestos que Pirelli ofrece para las distintas condiciones del asfalto.

Diego González se estrena en A Coruña dentro del Volante FGA

Pablo Blanco comenzaba líder la prueba, marcando el mejor crono en la primera pasada por
Aranga, un tramo que se cobraba su primera víctima, Jacobo Segade. Poco le duraría la alegría al piloto ourensano, pues en una ligera salida de carretera en Cerceda dañaba la suspensión de su Peugeot 106, cediendo más de tres minutos.
Nada menos que 12 equipos se dieron cita en la ciudad herculina para celebrar la primera prueba
del Volante FGA 2020 así como la Beca PXP21. Desde los primeros compases de la prueba, los
’veteranos’, con experiencia en ediciones anteriores de este certamen fueron los que se repartieron el
pastel de los scratch.
En la segunda sección, durante la especial de Culleredo llegaría una de las claves de la prueba con la
avería de transmisión de Garnelo, que dejaba la victoria a merced de Diego González. Tras un último
bucle placentero para el piloto de Moeche, lograba al fin su primera victoria en el Volante FGA.
Segunda plaza para Alejandro Castiñeiras, también su mejor posición de siempre en esta copa de
promoción, que cosechaba buenos puntos a base de evitar las numerosas trampas del rallye coruñés.
Por su parte, Pablo Blanco remontaba de la novena a la tercera plaza en cuatro tramos, marcando el
scratch en los tres últimos. Cerraban el top 5 Diego Coto y Kevin Cortegoso.
Al final de ese primer bucle eran Diego González y ’Koke’ Garnelo los que se jugaban la victoria,
con Alejandro Castro ya distanciado a medio minuto. Más bajas en esa primera sección impedían ver
hasta donde podía llegar Iván García, piloto que estaba segundo en el momento de su abandono y que habrá que tener en cuenta durante la temporada.

Pistoletazo de salida a las Copas Pirelli 2020 en A Coruña

Un año más, la firma de neumáticos Pirelli se ha volcado con el automovilismo gallego dando
continuidad a todas las copas de promoción (Copa Top Ten Pirelli Driver, Volante FGA y Copa Pirelli
AMF), además de ser una parte importante en la creación de los Supercampeonatos de Galicia de R5 y N5. El Rallye de A Coruña vuelve a ser el que abre el telón de una nueva temporada en el regional gallego y un total de 70 equipos han formalizado su inscripción dentro de las distintas Copas Pirelli.

La Copa Top Ten Pirelli Driver A cuenta nada menos que con 17 inscritos en la prueba
herculina, siendo 11 de ellos vehículos R5 de primer nivel entre los que encontramos a los principales
espadas del campeonato como el vigente campeón Víctor Senra, Alberto Meira ó Iago Caamaño, pero
teniendo en cuenta a otros muchos candidatos al podio como Óscar Palacio, Ricardo Costa, Alberto
Otero, Luis Vilariño ó Manuel Fernández.
La Top Ten B no estará menos animada, con 23 participantes del nivel de David Rivas, Tino
Iglesias, Santi García, Álvaro Pérez , José Manuel Pazos ó Dani Álvarez cuya lucha por la victoria será
encarnizada, ofreciendo un gran espectáculo.

Nueva edición del Volante FGA y de la Beca PXP21, buscando al sucesor de Diego Vila como
ganador de un programa que apoya a las jóvenes promesas y que cada vez tiene más participantes, 12 equipos se darán cita en A Coruña, con alguno más por unirse en pruebas venideras. A los ’veteranos’ Diego González, Pablo Blanco o ’Koke’ Garnelo se les unen bastantes caras nuevas que seguro darán que hablar.
La Copa Pirelli AMF disfrutará de 18 equipos presentes, con Sergio Otero, ganador de dos
pruebas el pasado año como principal favorito. No se lo pondrán fácil los Aitor Pico, Javier Eiras, Rubén Carballo, Fran Cotón o ’Kenny’ Domínguez, quienes querrán comenzar la temporada con buen pie.
La Escudería One Seven Racing ha preparado un rutómetro con tres nuevos tramos (Aranga,
Cerceda y Culleredo) a los que se darán tres pasadas totalizando casi 90 kilómetros contra el crono. La
previsión meteorológica es de lluvia para todo el fin de semana, así que la elección de las diferentes
opciones que dispone Pirelli para cada condición del asfalto será clave en el resultado final.

José Manuel Cabezas, de nuevo líder del Volante FGA tras sobrevivir en Narón

Una auténtica prueba de eliminación iba a ser el Rallye de Narón dentro del Volante FGA, una cita a la que se llegaba con la clasificación muy apretada entre los candidatos al título. Las diferentes averías iban a causar vuelcos continuos en la clasificación a lo largo del día.
El primer sobresalto llegaba ya en la primera sección del sábado, donde ’Koke’ Garnelo sufría una salida de carretera que le obligaba a abandonar y ponía totalmente en jaque su defensa del liderato. Por su parte, Diego Vila se mostraba como el más sólido tras los primeros compases, con José Manuel Cabezas por detrás, que había marcado el scratch del tramo urbano pero que en la matinal del sábado cedía demasiado terreno.

Más problemas llegaban para Rubén Puime, que estaba situado en plaza de podio hasta que la caja de cambios de su Peugeot 206 se quedaba bloqueada en segunda velocidad, sufriendo mucho para llegar a la asistencia y cediendo mucho tiempo. Tampoco se libraba Diego González de las averías, teniendo que cambiar el embrague para poder continuar en carrera y subir al podio.
Entre tanto, se llegaba a la última sección con José Manuel Cabezas a sólo cuatro segundos de Diego Vila, líder hasta el momento y que veía una ocasión de oro para ascender en la tabla de puntos. El del Saxo no se iba a amilanar y marcaba dos scratchs para llegar al último tramo con 23 de renta. Pero los rallyes son un deporte cruel y un palier dejaba tirado a Vila en esa última especial, abandonando y otorgando la victoria a un José Manuel Cabezas que recupaera el liderato del Volante FGA.
Por detrás no se terminaba el drama, ya que Diego González cedía la virtual segunda posición tras una salida de carretera en esa última pasada por Ferreira y terminaba tercero la prueba de casa. El gran beneficiado de todo este caos fue el ourensano Pablo Blanco, que ascendía en un tramo de la cuarta a la segunda posición final, su primer podio dentro del Volante FGA.

Sólo cuatro coches finalizaron la durísima prueba naronesa, con Rubén Puime completando la clasificación tras una prueba que las averías le pusieron muy cuesta arriba, pero que logra buenos puntos para no descolgarse en la general.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Saber más...

ACEPTAR
Aviso de cookies